OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: Mano dura en la Policía

Un saludable anuncio que muestra una acción inmediata contra malos elementos que con su accionar delictivo empañan la imagen de una institución...

El ministro del Interior, Mauro Medina, aseguró ayer que no le temblará la mano para expulsar a los altos oficiales de la Policía Nacional que resulten coludidos con la organización criminal ‘Los intocables ediles’ que lideraba el apresado y suspendido alcalde de La Victoria, Elías Cuba. Además, ha dicho que el proceso a estos efectivos culminará en unas semanas, por lo que se espera conocer en breve los resultados del mismo.
Un saludable anuncio que muestra una acción inmediata contra malos elementos que con su accionar delictivo empañan la imagen de una institución que debe cautelar la seguridad de la población ante el delito, pero que está muy desprestigiada ante los ojo del país precisamente por culpa de ellos.
Esperemos que esta medida sea el inicio de una política que debe ser permanente en la Policía Nacional para expectorar de sus filas a quienes se coluden con el delito, como el caso de La Victoria, en que se les acusa de dar protección a los mafiosos que cobraban cupos y extorsionaban a los comerciantes de Gamarra, a cambio de fuertes sumas de dinero.
Y decimos que sea el inicio de una política, porque casos de policías involucrados en organizaciones delictivas no son de ahora, ya tienen años y es por eso la alta desaprobación que le da la ciudadanía consultada en las encuestas, el 60% según el sondeo de agosto de CPI que difundió Exitosa.
Hace unos días, el exministro del Interior, Remigio Hernani, reconoció en una entrevista que en la Policía se sabe quién es quién, entonces no se entiende cómo las unidades de inteligencia de la propia institución no pueden detectar a los malos efectivos que se coluden con el delito.
No entendemos cómo en estos momentos en que el país ha sido sacudido por los ‘audios de la vergüenza’, que han puesto al descubierto toda una red de corrupción en las instituciones del sistema judicial, autoridades que deben hacer respetar la ley y la justicia persistan en actos delictivos.
Hace dos noches cayó un juez superior cobrando una coima y ayer en el Cusco, un policía fue arrestado cuando intentaba pasar un teléfono celular en el penal de varones y que además reaccionó de manera agresiva cuando fue intervenido por los agentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).
Es momento de actuar con decisión política para combatir la corrupción de nuestras instituciones. Ojalá que el anuncio del ministro Medina no sea solo uno de esos tantos anuncios para las cámaras.

TAMBIÉN PUEDES LEER: