OPINIÓN| Luis Angeles Laynes: Lo que dejó el mensaje

El mensaje a la Nación que pronunció la noche del miércoles el presidente de la República, Martín Vizcarra, ha dejado varias lecturas.

El mensaje a la Nación que pronunció la noche del miércoles el presidente de la República, Martín Vizcarra, ha dejado varias lecturas, una de ellas es que el jefe de Estado se siente fortalecido con el resultado del referéndum y pese a que considera que se debe dejar los enfrentamientos, continúa  su confrontación con el Congreso de la República.En su mensaje, Vizcarra criticó a los eternos congresistas y cuestionó que se haya hecho trampas en la reforma sobre financiamiento a los partidos políticos, al rebajar las penas por el delito de lavado de activos. Además, en una muestra de esa fortaleza, empuja al Congreso  –que por demás ha quedado desacreditado por la ciudadanía en la consulta–  a ‘trabajar’ y aprobar nuevas reformas, entre ellas las relacionadas con la inmunidad parlamentaria.Sin embargo, el mandatario tuvo un aparente cambio de parecer al señalar que la relación con la bancada de Fuerza Popular es buena, ello después que en la mañana se reuniera con los presidentes de los poderes del Estado, entre ellos el del Congreso, Daniel Salaverry, representante de la agrupación  naranja, quien declaró ayer mismo que de ser necesario se ampliará más la legislatura extraordinaria para aprobar la Ley Orgánica de la Junta Nacional de Justicia.

Cabe señalar que la relación de Salaverry con la bancada fujimorista no es del todo buena, entre otras cosas por un supuesto acercamiento al presidente de la República. Otra lectura del mensaje es su convocatoria al diálogo, pero que sin embargo a su primera reunión con los presidentes de los poderes del Estado, en la que participó además el titular del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume; el jefe del gabinete, César Villanueva, y el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, no invitó al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.Más allá de las diferencias que pueden haber tenido en los últimos meses el jefe de Estado y algunos ministros con Chávarry, a quien pidieron reiteradamente su renuncia por haber sido vinculado a los ‘Cuellos Blancos del Puerto’, el titular del Ministerio Público debió ser convocado a esta reunión en la que se conversó sobre las reformas, entre ellas la de la Junta Nacional de Justicia, que precisamente integra el fiscal de la Nación.  Como presidente de la República, Vizcarra debe ser convocante y no debe excluir a ninguna autoridad en una convocatoria de diálogo, más allá de las diferencias que puedan tener. Además, el fiscal de la Nación no tiene sentencia alguna.

TAMBIÉN PUEDES LEER: