OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: La voz del pueblo

...La aparición de nuevos audios demuestra que el cáncer de la corrupción se ha ido ramificando hacia los órganos principales de nuestro cuerpo jurídico del país.
VOZ VOZ

El miércoles último, miles de ciudadanos que marcharon por el centro de Lima repudiaron a jueces y miembros del Consejo Nacional de la Magistratura involucrados en el escándalo de los audios que han provocado una profunda crisis en nuestro sistema judicial, que día a día crece de manera cada vez más preocupante y envuelve a nuevos personajes, como al ministro de Justicia Salvador Heresi, quien ayer renunció a su cargo obligado por el presidente Martín Vizcarra.

La voz del pueblo es la voz de Dios, reza un dicho que bien puede aplicarse en esta coyuntura donde la aparición de nuevos audios demuestra que el cáncer de la corrupción se ha ido ramificando hacia los órganos principales de nuestro cuerpo jurídico del país, como la Corte Suprema de Justicia y el CNM, ente encargado de nombrar, ratificar y destituir a jueces y fiscales.  La noche del miércoles, los manifestantes exigieron la separación de todos los involucrados en el escándalo.

Llama la atención que una semana después y pese a evidencias, ninguno haya sido separado de sus cargos. Solo Walter Ríos presentó ayer su renuncia luego que horas antes fuera suspendido de manera preventiva, por la Oficina de Control de la Magistratura (Ocma) junto a cuatro jueces del Callao.

La renuncia, sin embargo, no inhibe a Ríos de las investigaciones que se le sigue por presunto tráfico de influencias con miembros del CNM, tal como lo precisó el propio Poder Judicial. En la misma situación debería quedar el ahora exministro de Justicia, Salvador Heresi, pues a pesar de su alejamiento del Ejecutivo se le debe investigar por el audio de una conversación con el cuestionado vocal supremo César Hinostroza Pariachi, difundido ayer.

El procurador anticorrupción, Amado Enco, ha pedido prisión preventiva  para Walter Ríos, y señalado además que nueve personas más son investigadas por estar involucradas en este caso. Sin embargo, varios congresistas solicitan que todos los implicados deben ser detenidos.

Solo esperamos que las instituciones encargadas de sancionar a los magistrados y miembros del CNM actúen con la celeridad que la situación exige. El Poder Judicial ha pedido que Hinostroza Pariachi renuncie porque no puede sancionarlo. Su caso, queda, pues, en manos del Congreso, que debe responder a la altura de las circunstancias. No dilatar mucho el tiempo y resolver cuanto antes por la salud del país.

La novela de los audios no termina, continuará porque se anuncia la difusión de más audios.

TAMBIÉN PUEDES LEER: