OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: La izquierda desunida

Pero fiel a su tradición histórica, las agrupaciones de izquierda no han podido mantenerse unidos en un bloque sólido.
OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: La izquierda desunida OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: La izquierda desunida

El bloque de izquierda del Frente Amplio llegó al Congreso en el presente quinquenio legislativo  con una interesante votación, que le valió ganar veinte curules legislativas, convirtiéndose en la segunda fuerza política junto con la de Peruanos por el Kambio, detrás de Fuerza Popular que obtuvo una abrumadora mayoría de 73 parlamentarios.

Pero fiel a su tradición histórica, las agrupaciones de izquierda no han podido mantenerse unidos en un bloque sólido, pues tras la elección que los llevó a unirse y convertirse en una fuerte alternativa electoral, siempre terminaron divididos.

En los años 80 formaron la Izquierda Unida, con Alfonso Barrantes Lingán, el “Tío frejolito” como líder de la coalición que convocó un multitudinario mitin en la avenida Grau y no solo ganó la elección para la Municipalidad de Lima, sino se convirtió en un serio adversario para los llamados partidos tradicionales.

Sin embargo, esa coalición nunca se mantuvo unida. Los intereses políticos y personales de sus principales líderes siempre predominaron, pese a los permanentes esfuerzos de Barrantes por mantener sólido el bloque.

No olvidemos que incluso algunos de sus representantes participaron en el primer gobierno de Alberto Fujimori en el 90 y otros con Unión por el Perú, cuando Javier Pérez de Cuéllar postuló a la presidencia en 1995.

En el presente siglo, la historia no ha cambiado. El Frente Amplio con Verónika Mendoza como candidata presidencial logró una interesante votación, estuvo cerca de pasar a la segunda vuelta. Empero, desde ya se apreciaba algunas rencillas con Marco Arana, líder de Tierra y Libertad que permitió la inscripción del bloque electoral.

Esas diferencias se vieron plasmadas ya en el Congreso de la República y los seguidores de Verónika Mendoza se apartaron del Frente amplio para seguir a su lideresa, que ya formaba su movimiento Nuevo Perú con miras –aunque ella lo niegue– a las elecciones de 2021.

Hoy la izquierda sigue quebrándose. Ayer, después de varios entredichos, el congresista Jorge Castro renunció al Frente Amplio y dejó a esta bancada con solo nueve representantes. Quedan tres años de gestión legislativa y no sabemos cómo terminará este bloque. Aparentemente los líderes de las dos facciones, Arana y Mendoza, no quieren que les hagan sombra de cara a las elecciones de 2021. Y fuera del Parlamento, Gregorio Santos sigue su campaña y no pierde oportunidad para aparecer en los medios de comunicación.

TAMBIÉN PUEDES LEER: