Edic. Impresa

OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: Juego peligroso

By Joshwel Yañez

August 29, 2018

El enfrentamiento entre el fujimorismo y el oficialismo, cada vez más áspero luego que Keiko Fujimori revelara dos reuniones secretas con el presidente Martín Vizcarra, y el intercambio de palabras entre ambos por demostrar quién dice la verdad, está llevando al país a una situación muy delicada que podría tener un desenlace nada alentador. Y es que desde el lado del fujimorismo, principal fuerza de oposición al Gobierno, si bien negaron tener entre sus acciones inmediatas un pedido de vacancia presidencial, el titular del Poder Legislativo, Daniel Salaverry, tampoco ha descartado esa posibilidad al declarar ante un medio de comunicación que pondrá a trámite cualquier propuesta de esa naturaleza que presente algún congresista. Desde el oficialismo no dudaron en responder la insinuación del presidente del Congreso, como Juan Sheput, quien señaló “estamos viendo que ellos (Fuerza Popular) están tratando de generar las condiciones para que el peruano diga ¡ah! se reunió con Keiko así como lo hizo con Pedro Pablo Kuczynski, entonces también hay que sacarlo”. El legislador de PPK le ha pedido al fujimorismo que deje de jugar, y le advirtió que no pisará el palito de desprestigiar al presidente Vizcarra por haber ocultado las reuniones con la lideresa naranja. Marisa Glave no descarta el posible pedido de vacancia y asegura que de Fuerza Popular se puede esperar cualquier cosa porque solo buscan tener más poder. Esta situación nos abre una interrogante: ¿Es conveniente para el país plantear la vacancia del presidente de la República en las actuales circunstancias de grave crisis política, judicial e institucional? ¿Es que no haber revelado en su momento las reuniones secretas con la lideresa del fujimorismo es motivo para sacar al presidente Vizcarra? El congresista Yonhy Lescano volvió a la carga con su propuesta de que se convoque a nuevas elecciones generales, pero, ¿el remedio será mejor que la enfermedad? ¿Hay en estos momentos un candidato visible, limpio de polvo y paja, con la talla para gobernar el país? Loa población está harta de la clase política y solo en las últimas encuestas la mayoría no tiene intenciones de votar y casi todos los candidatos a la alcaldía de Lima se han desmoronado, precisamente porque el elector ya no los quiere, está harto de tanta corrupción y pésimas gestiones. Si de Fuerza Popular dicen que su principal interés es el bienestar del país y luchar contra la corrupción, entonces demuestren que bajo la manga no tienen la carta de la vacancia y ayuden a empujar el carro del Perú por el camino del progreso. Pongan paños fríos a la situación y dejen de lado la confrontación.