OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: Es momento de acciones

Desde mañana se inician en el Congreso los debates de los proyectos remitidos por el Ejecutivo sobre las reformas político-judicial y constitucional...

Desde mañana se inician en el Congreso los debates de los proyectos remitidos por el Ejecutivo sobre las reformas político-judicial y constitucional planteadas para combatir la corrupción que ha provocado una seria crisis en las instituciones del sistema de justicia, así como para el retorno a la bicameralidad y la no reelección de los congresistas.
Los primeros proyectos a ser analizados por la Comisión de Constitución del Congreso son los referidos a la reforma constitucional del Consejo Nacional de la Magistratura, que propone modificar los artículos 155 y 156 de la Constitución Política del Perú.; así como el de la bicameralidad, que busca además fomentar la igualdad de participación política de hombres y mujeres.
Es importante que los parlamentarios se comporten a la altura de las circunstancias y que el debate no solo será alturado sino que también en los plazos que se requieren para que se pueda realizar el referéndum en la fecha prevista por el Ejecutivo, que es en el mes de diciembre.
Para ello, es importante también que el Ejecutivo y el Legislativo se den una suerte de tregua a fin de evitar todo tipo de comentarios y opiniones que solo concluyen en tediosos enfrentamientos y perjudicarían el logro de objetivos.
El país espera estas reformas y así lo evidencia el respaldo recibido por el presidente Martín Vizcarra en las últimas encuestas. Sin embargo, el necesario también que el jefe de Estado deje ya de tocar el tema a fin de que el Legislativo cumpla con el trabajo que se les ha encomendado. Echar más leña al fuego sería contraproducente.
Vizcarra, como también lo exige el país en las encuestas, debe dedicarse a que se cumplan las obras que prometió en su Mensaje a la Nación del 28 de julio ante el Congreso, como son las mejoras en los servicios de salud, educación, no solo con la recuperación de hospitales y colegios, sino con políticas sanitarias y educativas.
El tema de la seguridad es además reclamado con urgencia por la población. Cómo es posible que no solo los delincuentes sigan haciendo de las suyas en las calles, sino que hasta altos oficiales de la Policía Nacional se vean envueltos en organizaciones criminales, como los generales involucrados con ‘Los Intocables Ediles’. Es decir, la sociedad ya no puede confiar ni siquiera en quienes tienen la misión de protegerla de indeseables. El pueblo espera respuestas urgentes, no solo de los legisladores, sino también del Gobierno para que solucione los principales problemas. Es hora de actuar.

TAMBIÉN PUEDES LEER: