OPINIÓN | Luis Angeles Laynes: Cumpla sus promesas

El Gobierno debe ser coherente entre lo que anuncia el presidente y se ejecuta a través de sus ministerios, pues lo que se percibe es una gran indiferencia...

En su mensaje a la Nación del 28 de julio ante el Congreso de la República, el presidente Martín Vizcarra aseguró que uno de los temas prioritarios de su gestión es la lucha contra la violencia hacia la mujer, y dijo que “no podemos permanecer en silencio un minuto más” frente a este problema. Sin embargo, vemos que la realidad, a la fecha, es otra.
Un informe de la Defensoría del Pueblo da cuenta que el presupuesto asignado para la implementación del Plan Nacional contra la Violencia de Género para este año equivale al 0.1 por ciento del presupuesto nacional, es decir, la milésima parte.
Los efectos de esta mezquina asignación son dramáticos, pues en San Juan de Lurigancho, donde habitan más de dos millones de personas, solo hay una cámara Gesell, las citas para las diligencias por violencia familiar y sexual demoran hasta tres meses y en el caso de las evaluaciones sicológicas, ya no hay cupos para este año.
Ya hemos criticado las marchas y contramarchas registradas en este mismo gobierno de Martín Vizcarra, entre los anuncios y lo que aplican los ministros. Ocurrió con el Impuesto Selectivo al Consumo a los combustibles, así como el pretendido aumento del Impuesto a la Renta a los sueldos, que terminaron con la salida del entonces titular de Economía, David Tuesta.
Sería bueno que el jefe de Estado aclare lo que ocurre en este tema, pues su anuncio de Fiestas Patrias no se traduce con los recursos que asigna el Ministerio de Economía y Finanzas. Es probable que el monto esté consignado en el Presupuesto General aprobado en noviembre del año pasado, pero se deben hacer los correctivos necesarios para incrementarlo si de verdad se quiere luchar decididamente contra la violencia hacia la mujer.
No olvidemos que –según cifras oficiales– del 2009 a julio de este año han sido asesinadas 1,085 mujeres y se registraron 1,487 tentativas de feminicidio. Además, solo en lo que va del 2018 se han registrado 82 feminicidios, 15% más en comparación con el mismo periodo del 2017.
El Gobierno debe ser coherente entre lo que anuncia el presidente y se ejecuta a través de sus ministerios, pues lo que se percibe es una gran indiferencia ante un tema tan sensible que se sigue incrementando por el número de casos y de víctimas.
No es posible, y siguiendo con el informe de la Defensoría, que en el 39% de comisarías básicas y el 35% de las comisarías especializadas de familia, el personal asignado a la tarea de atención al ciudadano no ha recibido capacitación alguna para realizar dicha función. Urge pues, dotar de los recursos necesarios para poder atender este grave problema y evitar que haya más víctimas. Cumpla entonces, señor Presidente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: