ALICIA DEL AGUILA

OPINIÓN| Kuczynski, ¿tiene “Cayetano”?, la palabra de Alicia del Águila

By Anaís Coaquira

July 11, 2016

Kuczynski parece un jugador de billar: a veces, puede jugar a dos o tres bandas. Así que no será suficiente con mirar a qué pelota le da, sino los rebotes que quiere generar.

El llamado a la movilización en La Oroya, para que el Congreso otorgue la prórroga de funcionamiento a la empresa china Doe Run apunta a una “banda”, en Lima. Específicamente, en el Congreso y a la bancada de Fuerza Popular. Con ello, PPK se saca de encima una responsabilidad y marca un estilo de presión que parecía exclusivo de la izquierda o gobiernos populistas: la “calle” y los movimientos sociales.

Pero el “bolsillo”, allí donde irá a parar la bola, no estaría en Lima, sino en Pekín. El presidente electo ya lo había manifestado: quiere consolidar relaciones con China. De hecho, hace un par de semanas recibió la visita del embajador de ese país, Jia Guide. Kuczynski estaría entonces dando esta señal más allá del Pacífico.

Este estilo de mover fichas, en la calle o alentando movilizaciones, ¿llevará al nuevo gobierno a adoptar medidas populistas? Es pronto para decirlo (De todos modos, una aclaración: el término “populismo” tiene varias acepciones, y no es necesariamente malo ni bueno, por sí mismo).

Un hecho previo, la movilización por el Día del Orgullo Gay, nos puede dar otra señal. Por primera vez, una vice presidenta electa acompaña la marcha, y por primera vez un presidente electo se manifiesta a favor. Si bien luego habría aclarado que él no maneja su cuenta, el mensaje estaba dado. Como cuando aclara que Zavala no está confirmado, pero sí “voceado”. Pareciera un pulseo, mensajes enviados por “aproximación”, medidos.

El movimiento LGBTI viene promoviendo por años la toma de conciencia en la opinión pública, en las calles, en las redes. La presencia y posición de líderes de opinión, de las empresas (como ya lo han hecho los bancos BBVA y de Crédito), y asociaciones, o desde los medios y el humor popular, suman. Y sin duda es muy importante el gesto del presidente electo (y, por eso mismo, tan decepcionante el silencio del presidente actual).  Se viene el difícil debate por la Unión Civil, y la ley por crímenes de odio.

Los gestos son importantes, y ayudan a concretas acciones. La política con la gente, en la calle, también. Por eso, es buena noticia saber que PPK muestra “tener Cayetano”.

Al cierre, se rumorea un gabinete paritario. No todos los avances requieren de leyes, sino decisión política. “Cayetano” también es sintonía con la ciudadanía.