OPINIÓN | Julio Schiappa Pietra: Quebrar a los narcos vía la legalización

El debate ha tomado particular vigencia al descubrirse en nuestro país el uso masivo de instituciones cooperativas para blanquear dinero de las drogas.
OPINIÓN | Julio Schiappa Pietra: Quebrar a los narcos vía la legalización OPINIÓN | Julio Schiappa Pietra: Quebrar a los narcos vía la legalización

Tras años de insistir en la misma estrategia contra las drogas, hay que constatar el fracaso de las actuales políticas punitivas, que tienden a convertir a los adictos en delincuentes y nutren una economía criminal cada vez más poderosa.

En el Perú, los carteles de la droga manejan más recursos que las Regiones y Municipios en los que operan; se han convertido en una gangrena que corroe al Estado de derecho.

El debate ha tomado particular vigencia al descubrirse en nuestro país el uso masivo de instituciones cooperativas para blanquear dinero de las drogas. La más importante de estas financieras truchas tiene casi 1,000 millones de dólares en ahorros.

Hace pocos días, en una reunión de la OCDE en Paris, la secretaria general de la CEPAL, Alicia Bárcena, dijo que había que legalizar la droga como parte de la solución económica y social para preservar a 165 millones de jóvenes de América Latina, ubicados en zonas de riesgo adonde operan los cárteles. La bomba la soltó añadiendo una acusación muy concreta: “estamos entregando en charola de plata a nuestra juventud que no tiene empleo, ni posibilidades de progreso, es hora que América Latina se olvide de los países que nos han impuesto políticas que no resuelven el problema y siga su propio camino”, señaló la funcionaria de origen mexicano.

La legalización no debe tomarse, sin embargo como una panacea. El objetivo es intentar un cambio de paradigma que permita reducir el problema a una escala más manejable. Lo que se propone es la despenalización del consumo y la regulación responsable del acceso a las sustancias psicoactivas. Se trata de habilitar un sistema que permita a los adictos recibir la droga, al tiempo que se les ofrece ayuda médica para tratar su dependencia. Ello rompería el principal eslabón de la actual cadena criminal, basada en que cada nuevo adicto se ve impelido a convertirse en camello y conseguir nuevos adictos para poder sostener su consumo. Romper esta cadena supone dejar sin mercado a los carteles de la droga. Y quebrar económicamente a los cárteles criminales acabaría con las consecuencias que tiene el abastecimiento a Estados Unidos, Brasil y Europa desde el Perú.

TAMBIÉN PUEDES LEER: