29 Ago, 2017

OPINIÓN | Julio Schiappa: ¿Dónde están los operadores políticos?

"La solvencia del dúo Villanueva-Del Castillo, les permitió resolver el 90% del pliego magisterial en dos días de intenso cabildeo".

Por: Julio Schiappa

Hace unos diez días, cuan­do el Congreso decidió in­tervenir en la negociación de la huelga magisterial, incluyó a César Villanueva y a Jorge del Castillo. Dos de los mejores operado­res políticos que tiene el país. Se vio claramente la diferencia con los nego­ciadores del gobierno. La solvencia del dúo Villa­nueva-Del Castillo, les per­mitió resolver el 90% del pliego magisterial en dos días de intenso cabildeo. El oportunismo de los di­rigentes, que no cumplie­ron su palabra de firmar el acuerdo, para trabajar un arreglo con Fuerza Po­pular, que al final fracasó, frustró la solución.

Sin embargo, hicieron la diferencia, y esta se notó: operadores políticos así son los que necesita el país. Reclamados por polí­ticos, opinólogos, sindica­listas y periodistas ¿dón­de están los operadores políticos y sociales, solu­cionadores de los baches y desacuerdos, ocasiona­dos por un desarrollo que es desigual y combina procesos psicológicos y sociales muy complejos?

En primer lugar entre los activistas políticos que hacen ganar a un candidato la elección. Generalmente son gen­te que conoce la menta­lidad de los electores y la cultura electoral de cada región. Estos terminan ubicados en Congresos y municipios. Si quieres operadores de mejor ca­lidad técnica y política, puedes recurrir a expresi­dentes regionales y alcal­des provinciales; asimis­mo, a una vasta gama de exfuncionarios y técni­cos que quedan desplaza­dos después de cada elec­ción. Difícil encontrarlos en las universidades de élite o en la empresa pri­vada. No es su barrio.

Ningún gobierno se pue­de dar el lujo de no contar con los que lo hicieron ga­nar la elección. Sin embar­go, el premier ha lanzado una bula de excomunión al grupo de congresistas del gobierno, alineados con Salvador Heresi y Gil­bert Violeta, oponiéndolo al de Carlos Bruce y Meche Aráoz, en términos tales que no aceptaría ningún grupo parlamentario, pro­viniendo de un ministro independiente y no mili­tante del oficialismo. Ser operador político –como dice ser el coordinador del gabi­nete– es tener el don de ubicación y la prudencia que ex­hibieron el otro día César Villanueva y Jorge del Castillo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: