7 Feb, 2018

OPINIÓN | Julio Schiappa: Hay que cambiar de cantantes

Aquí en el Perú, hay pesimistas que ven a Gregorio Santos o a Antauro Humala como ​próximos​ Presidentes
OPINIÓN | Julio Schiappa: Hay que cambiar de cantantes
OPINIÓN | Julio Schiappa: Hay que cambiar de cantantes

El Presidente PPK cuelga de un hilo, subsiste en el país una sensación de desorden por la falta de autoridad, un 53  por ciento de peruanos quieren que el Presidente entregue el mando al Primer Vicepresidente y deje el poder.

No hay día en que un nuevo escándalo no estremezca el país, llevando la figura presidencial a una situación de degradación y desprestigio en la historia del Perú, salvo los mandatarios del tiempo de la guerra contra Chile.

La situación de PPK me recuerda la de Sánchez de Lozada, un Presidente boliviano expulsado de poder por privatizar el agua. Y en ese levantamiento popular jugó un rol la personalidad del mandatario. Igual que PPK, Gonzalo Sánchez de Lozada era visto como un extranjero, por su claro acento gringo, y como un hombre que no defendía los intereses nacionales  al ser un partidario a rajatabla de la inversión extranjera y la empresa privada. Al proceder a privatizar la empresa de agua tocó la parte más sensible de un pueblo nacionalista y que tiene el agua como el recurso más preciado en ese desierto que son los Andes. Igual a Arequipa 2002, adonde la privatización del agua tuvo como desenlace una huelga general durante la administración de Alejandro Toledo. Toledo nunca recuperó su popularidad original.

Aquí en el Perú, hay pesimistas que ven a Gregorio Santos o a Antauro Humala como ​próximos​ Presidentes,  No es la “extrema izquierda” como ha dicho el Presidente, son sus aliados que el alienó con el indulto con enjuague de Diciembre. Allí fue su suicidio político y su harakiri moral, al no medir los efectos de la liberación de Alberto Fujimori​,​ terminó perdiendo su base electoral, los jóvenes y clase media, que teme el regreso a los 90.

​La huelga de los paperos muestra la extensión del rechazo social al​ mandatario y ​abre un periodo de flujo de luchas sociales como hubo al final del gobierno de Humala. Los líderes​ del país no entienden lo objetiva que es su furia, protestan porque están siendo arruinados por la papa importada que les quita el mercado. No importes papa y asunto resuelto. ¿Acaso los comensales de Kentucky Fried Chicken no pueden comer papa peruana?

Parece que ya no queda mucho por decir, para rescatar a PPK. Ya están los votos necesarios para vacarlo ​ y pruebas suficientes de su inconducta como funcionario público a la vez que manejaba sus negocios privados. Ha llegado la hora que entre Martín Vizcarra y que cambien los cantantes de esta zarzuela.​ ​