5 Sep, 2017

OPINIÓN | Julio Schiappa: Boom y bang, Perú y Corea del Norte

"Ambos mandatarios han creado un escenario belicista comparable a la crisis de 1962 en Cuba, ambos hablan más de lo debido, ambos creen que el poder nace de los misiles ..."

Por: Julio Schiappa

Kim-Il Jong, presidente de Corea del Norte y Donald Trump de los EE.UU., están hablando de irse a la guerra. Esta letal confrontación entre dos malos líderes mundiales, fanáticos y violentos, puede tener terribles consecuencias para Perú y el mundo. Sí, para Perú, el país adonde lo más relevante es censurar a uno o más ministros.

Ambos mandatarios han creado un escenario belicista solo comparable a la crisis de 1962 en Cuba, ambos hablan más de lo debido, ambos creen que el poder nace de los misiles, y ambos serán responsables de la ruina de China si estalla el conflicto. Y la de China sería la ruina de Perú y todos los países que, como nosotros, nos hemos desarro­llado bajo el ala dorada del dragón rojo.

Corea del Norte tiene 21 bombas nucleares, varios centena­res de misiles de alcance medio y corto. Pero tiene un millón de soldados en constante movilización militar. Ha gastado hasta 3 mil millones de dólares en habilitar su arsenal nu­clear, en momentos que una terrible hambruna azota el país por tercer año consecutivo. Su dado cargado es el chantaje nuclear, incluso con su otrora aliado China. La primera prio­ridad es la supervivencia del régimen comunista más radical del mundo y de su presidente, un feroz dictador.

No es fácil una invasión, porque Corea del Sur sería fácil­mente aniquilada por los cañones del norte, a muy corta dis­tancia de su frontera. Por eso el Sur advirtió que no aprueban soluciones militares. Serían el apocalipsis para ellos.

Nuestro riesgo no es que un misil de Corea del Norte impac­te en la Plaza de Armas de La, sino que el conflicto limite el tránsito de minerales por el Mar de China, rumbo a los puer­tos adonde se procesa nuestro cobre y otros metales que dan los dólares para que el Perú funcione.

Hace rato, con la previsión que caracteriza a las grandes cancillerías del mundo, Torre Tagle debe tener a sus expertos en China calculando los riesgos que se presentan para nues­tro Estado al otro lado del mundo.

Otras proyecciones son: el impacto comercial y financie­ro de las escaramuzas y el escenario bélico que afectaría ciertos mercados del Asia, adonde hemos estado en una continua expansión exportadora reforzada con TLCS, des­de que descubrimos el boom del sudeste de ese continen­te y fuimos anfitriones de megarreuniones para intensifi­car el comercio con esa lejana zona del mundo.

La negociación con Australia de un TLC, es una de las mule­tas para suplir en algo si se cae China como nuestro principal socio comercial. Signo que el Perú ya hace algo para cubrir la emergencia que se nos viene.

¿Mientras la estalinista Corea del Norte puede hacer Boom, el Perú puede hacer Bang?

TAMBIÉN PUEDES LEER: