3 Dic, 2017

OPINIÓN | Juan Sotomayor: Entre las discusiones y nuestras necesidades

"La política anda movida por estos días y por momentos nos sentimos espectadores de una pelea de todos con­tra todos, donde ya no sabemos quién es rival de quién...".

Por: Juan Sotomayor*

La política anda movida por estos días y por momentos nos sentimos espectadores de una pelea de todos con­tra todos, donde ya no sabemos quién es rival de quién y cómo así se originan las discrepancias. Citando a los casos más sonados de esta semana, tenemos las diferen­cias en torno a las denuncias contra el Fiscal de la Nación; por otro lado, resalta el proceso disciplinario a Kenji Fu­jimori y la suspensión por 120 días que le ha impuesto su partido; tenemos también el desfile interminable de personajes políticos que estarían involucrados en actos de corrupción como el caso Odebrecht, que al parecer no distingue colores ni ideologías políticas; claro está, los ca­sos que atraen la mayor atención son los de la exalcaldesa Susana Villarán y el del Presidente de la República, quie­nes niegan cualquier vinculación con la poderosa empre­sa brasileña. Cada tema genera amplias discusiones y co­mentarios a favor o en contra, que mantienen demasiado ocupados a nuestros políticos.

No dudo que estos temas sean importantes para los partidos políticos y para el país, pero cuánto quisiera que llegue el momento en que las prioridades de los partidos y personajes políticos sean las mismas que las de todos los peruanos. Cuánto quisiera que algún día las seccio­nes políticas de los diarios y noticieros nos muestren a éstos debatiendo seriamente sobre seguridad, salud, educación, reconstrucción de las zonas afectadas por el fenómeno de El Niño y medidas preventivas ante la próxima temporada de lluvias, las medidas para promo­ver y proteger las actividades económicas de millones de peruanos que se dedican a la agricultura y ganadería; o temas como la reducción de la pobreza y de las brechas que nos mantienen aún en el subdesarrollo pese a tantos años de crecimiento económico. Lamentablemente no es así, las discusiones políticas y mutuos intercambios de denuncias son mucho más importantes. Y los represen­tantes del Poder Ejecutivo también son arrastrados por esta corriente y se incorporan a la discusión generaliza­da, distrayendo energías y tiempo valioso que deberían emplear para atender las necesidades de la población. Ya es tiempo que la agenda política aterrice en nuestra rea­lidad y realmente contribuya a la solución de nuestros problemas inmediatos. ❖

* Alcalde del Callao

TAMBIÉN PUEDES LEER: 

#Tags Relacionados

,