4 Ene, 2017

OPINIÓN | Juan Carlos Ruiz: Guerra silenciosa

Un ejemplo interesante de paciente investigación es la que nos tomó a todos por sorpresa el día de ayer, cuando la Fis­calía de Lavado de Activos y la Policía Na­cional...

Por Juan Carlos Ruiz

Algo que caracteriza una refor­ma de Estado efectiva es su silencioso avance mientras implementa cambios nor­mativos y políticas públicas. El proble­ma ocurre cuando el silencio se mantie­ne al ponerlas en función, que es cuando el Estado debería hacer ruido (publici­dad estatal y marketing público) para enseñar al ciudadano a utilizar la refor­ma a su favor.

De igual manera ocurre con la lucha anticorrupción. Esta también tiene un momento silencioso. Cuando quienes in­vestigan atan cabos, encuentran hallaz­gos e identifican culpables. Debe ser si­lencioso para evitar que desaparezcan pruebas o los implicados entorpezcan la investigación. Pero cuando se los tie­ne con las manos en la masa, es funda­mental su detención inmediata y hacer mucho ruido para exponer el caso (divul­gación en prensa), de manera que no exis­tan dudas respecto al delito cometido.

Un ejemplo interesante de paciente investigación es la que nos tomó a todos por sorpresa el día de ayer, cuando la Fis­calía de Lavado de Activos y la Policía Na­cional intervinieron 11 propiedades en Lima y capturaron al “empresario” Pedro Pérez Miranda, alias “Peter Ferrari”, por supuestos vínculos con operaciones de minería ilegal, narcotráfico y lavado de activos. La investigación, según se cono­ció, viene desde el 2014. La intervención fue tan inesperada que hasta se habría encontrado armamento de guerra no au­torizado en las propiedades intervenidas.

Esta grata noticia contrasta con la imagen del exasesor presidencial Car­los Moreno retomando funciones en el hospital donde trabaja, luego de tomar­se dos mesecitos de vacaciones, a pesar de ser investigado por organizar un “ne­gociazo” en el SIS que, afortunadamen­te, no se realizó. ¿Qué hará la ministra de Salud? ¿Qué hará el premier? ¿Qué hará el presidente? Al parecer, hasta el mo­mento no sabrían ni qué hacer. El Acuer­do Nacional no basta para dar señales concretas de combate a la corrupción.

Lo cierto es que para no perder la efectividad de las investigaciones que inicien Fiscalía, Contraloría, Procuradu­ría y Congreso en torno al caso Lava Jato en el Perú, o que viene realizando la Fis­calía con el caso Castillo de Arena, es recomendable recordar la importancia del silencio inicial que debería acompa­ñar toda investigación efectiva. De otro modo, pondríamos en riesgo la necesa­ria limpieza que debemos hacer en casa los peruanos. Las guerras silenciosas e inteligentes siempre serán más efecti­vas que las amenazas del bravucón pre­potente sin masa encefálica.

TAMBIÉN LEE: