OPINIÓN| José Rocha:Rincón del Box

Damas y caballeros, bienvenidos al Madison Square Garden peruano (Ministerio Público).

Damas y caballeros, bienvenidos al Madison Square Garden peruano (Ministerio Público). El resultado de la pelea interna entre el fiscal José Domingo Pérez y Pedro Gonzalo Chávarry es más esperada que el combate entre Mayweather vs. McGregor. La diferencia es que para los hombres de leyes con medalla en el pecho es válido utilizar a los amigos más cercanos al momento del enfrentamiento.

Salen ambos al ring (medios de comunicación), Domingo Pérez con pantaloncillos rojos y saliendo de la esquina izquierda lanza el primer derechazo y cuestiona la permanencia del Pedro Chávarry. El fiscal de la Nación, de pantaloncillos naranjas, saliendo de la esquina derecha devuelve el golpe y acusa a su rival de estar coludido con el Gobierno. Las tribunas (Congreso) son un loquerío, de un lado y otro se escucha el aliento para sus defendidos y salen las apuestas.

Ahora es Chávarry quién toma la iniciativa, conecta un recto de derecha y le quita el caso Chinchero a Domingo Pérez, quien parece haberse sentido golpeado, pero reacciona y con un cross de derecha vuelve a mencionar el nombre del fiscal de la Nación en plena audiencia, involucrándolo en el caso de Keiko Fujimori; desde la esquina naranja se reclama un golpe bajo, pero el árbitro no dice nada.Esta vez los amigos del Pedro Chávarry salen al frente señores, y emprenden una estrategia que parece ser determinante. La Subcomisión de Acusaciones Constitucionales no verá el tema del fiscal, desde su esquina el congresista César Segura pone el pecho.

Cuando parecía que el nocaut era inminente, Domingo Pérez recurre también a los amigos y desde la bancada de PPK lanzan la defensiva y dicen que si el congresista Segura no pone el tema del fiscal de la Nación en agenda, pedirán que lo saquen del ring. Qué pelea señores, las tribunas ya no pueden más, las apuestas siguen aumentando.

Suena la campana y entramos al siguiente round. Domingo Pérez parece algo cansado pero dispuesto a seguir en la lucha y coloca los brazos en posición de defensa, espera la siguiente movida de Pedro Chávarry quien con un potente jab de derecha retira a Jaqueline Pérez, una de las fiscales de la esquina izquierda que tenía a su cargo la investigación de los ‘Cuellos Blancos’; tremendo golpe. El árbitro comienza el conteo, pero Domingo Pérez se levanta, mira a las tribunas y recibe el aliento, sigue en el combate. Señores está es la pelea del año.

En medio de todo esto, los peruanos seguimos esperando que este lamentable espectáculo termine y podamos ver el desenlace final convertido en justicia. Que los corruptos paguen por haber convertido a nuestro país en un almacén de dinero sucio. Algunos analistas aseguran que perdemos alrededor de S/ 30 mil millones anuales por corrupción. Mientras somos testigos de cómo algunos protagonistas se preocupan por sacarse los ojos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: