OPINIÓN | Jorge Rojas Orrillo: Con o sin Guerrero

Los mejores equipos de fútbol han funcionado justamente por esa palabra esencial y básica: "equipo".
OPINIÓN | Jorge Rojas Orrillo: Con o sin Guerrero

Luego de escuchar a Ricardo Gareca en la conferencia de prensa, solo nos queda pensar y reflexionar en frío ¿qué estamos haciendo?

Los mejores equipos de fútbol han funcionado justamente por esa palabra esencial y básica: “equipo”.

Las individualidades funcionan y hacen la diferencia, pero el soporte del equipo lo puede todo.

Recordemos la historia, el campeón Argentina del mundial de 1986, con Maradona a la cabeza ¿ustedes creen que habría levantado la copa sólo por Maradona? Definitivamente no. En el arco estaba Nery Pumpido, Daniel Pasarella en la defensa, en el mediocampo acompañando a Maradona tenía algunos nombres como Burruchaga, Bochini, Olarticochea, Batista, Valdano en la delantera, un equipazo.

En Francia 1998, no solo tenía a Zinedine Zidane, sino toda una gama de estrellas como Thierry Henry, Emmanuel Petit, El portero Bartes, entre otros nombres. Ni qué decir del equipo campeón mundial de Estados Unidos 1994, con Romario, Bebeto, Cafú, entre otros.

Menciono lo anterior, porque todos estos equipos valían su peso en su trabajo en conjunto y no en el de una sola figura. En los tiempos modernos, el fútbol se juega como una máquina donde todas las partes son importantes, hasta los reemplazos.

Si Guerrero no va al mundial, deberíamos como sociedad enfocarnos en el equipo, en motivar a este grupo de jugadores peruanos con hambre de hacer las cosas bien y seguir creciendo.

Pizarro es esencial, pero ya los repechajes pudimos superarlos sin él.

La afición está dolida, pero Perú por las malas gestiones anteriores que ahora devienen en la actual, no tiene peso futbolístico ni mucho menos administrativo frente a la FIFA. Guerrero, aunque nos duela, no está considerado en el podio de las superestrellas como Cristiano Ronaldo o Messi.

En ese sentido, el aliento y la concentración de la selección debe ser en el equipo y en pasar la primera fase, con lo que tenemos, con trabajo en equipo y sin divisiones.

Aún hay mucho por hacer y jugar, en la cancha son 11 contra 11.

*Gestor de Plataformas Digitales y Experto en Comunicación Política

TAMBIÉN PUEDES LEER: