OPINIÓN | Jorge Rojas Orrillo: #Audios Bomba

La gran red de corrupción destapada gracias a los audios es un nuevo escándalo mediático que nuevamente pone en duda la eficiencia del mismo sistema de democrático del país.
Audios Audios

La gran red de corrupción destapada gracias a los audios ahora trastoca todas las entidades judiciales del país, hoy es un nuevo escándalo mediático que nuevamente pone en duda la eficiencia del mismo sistema de democrático del país.

Pero, es en realidad la corrupción. La política está judicializada, y a los que no son nuestros amigos los queremos meter presos, y a los que sí lo son, libres. ¿Por qué? Simple: las instituciones se basan en las personas, en sus influencias de poder mientas ejerzan el cargo, y no en la misma institución.

Vemos países como Japón, Francia, Estados Unidos, y sin ir muy lejos, Chile, entre otros; en ellos existe las instituciones por encima de las personas, no importa quien ejerza el máximo cargo dentro de las instituciones judiciales de sus respectivos países, al contrario, en ellos existe una carrera de “mérito” lo que reemplaza las lamentables evaluaciones “Criollas que ahora han circulado por redes sociales cuando al postulante se le pregunta: ¿cómo se prepara un arroz con pato o un ceviche? Esa es nuestra clase de jueces, fiscales que presiden nuestro sistema de justicia.

¿Es posible acaso que el presidente de la Federación de Fútbol “negocie” su condición de libertad o de exculpación en los distintos juicios que se le sigue por el caso ‘Tumán’ a través de viajes, pasajes y entradas al mundial? Por eso digo, ¿cuál ha sido el mérito de estos magistrados? Ir a ver el partido o servir incluso a fines más oscuros como el narcotráfico.

Pues sí, todo esto lo sabemos porque se intercepta los números de teléfono, debido a que se inicia una investigación de los vínculos del narcotraficante “Caracol” y su poder de influencia sobre la corte del Callao.

¿Y cómo explota y se filtran los audios? Acaso esto es lo más importante. En este momento, creo en lo absoluto que no.

Primero, porque no fue un chuponeo ilegal; había una orden del juez. Y segundo, los contenidos de los mismos audios abren la caja de Pandora que existe en nuestro podrido sistema de justicia.

Aún no se divulgan todos los audios, sin embargo todo parece ser que esto no acabará bien, pero la población no está satisfecha y mucho menos contenta. Es hora de una total reestructuración, en beneficio de la institucionalidad del país, y no de los cargos de paso.

TAMBIÉN PUEDES LEER: