OPINIÓN | Javier Zúñiga: La recaudación pública en el Perú

En 2016, el resultado económico del sector público no financiero fue, por tercer año consecutivo, deficitario; principalmente por la disminución de los ingresos públicos

La recaudación pública es la fuente de ingresos más importante de las finanzas públicas. Con estos recursos se realizan programas, proyectos y obras que permitirán mejorar el bienestar de la población. Una reducción de esta captación obliga al estado a endeudarse mediante la venta de bonos soberanos.

En el año 2016, el resultado económico del sector público no financiero fue, por tercer año consecutivo, deficitario; principalmente por la disminución de los ingresos públicos, la desaceleración de la demanda interna y el aumento de las devoluciones de impuestos a empresas exportadoras mineras.

Este escenario de disminución del ingreso no es una novedad. Desde el año 2013, se ha deteriorado, finalizando en el 2016 con un ingreso de 18,5% del PBI, 1,5% menor que el del año 2015. Adicionalmente, a este contexto se le suma la aplicación del IGV Justo, que ha generado que la recaudación por impuesto general a las ventas disminuya un 0,3%, respecto del PBI, en el período de enero a mayo 2017.

En el tercer trimestre 2017, el deterioro de los ingresos fiscales empezó a mejorar, como consecuencia de la lenta recuperación de la actividad económica peruana. En el periodo de enero a noviembre de 2017, los ingresos corrientes se redujeron 0.7% y la recaudación del impuesto a la renta también disminuyó el 0.7%, originados por la desaceleración de la economía peruana en los dos primeros trimestres de 2017.

A noviembre 2017, el déficit fiscal de los últimos meses representó el 3% del PBI nacional. Este resultado es el reflejo de la reducción de los ingresos corrientes.

Uno de los principales problemas de la recaudación de los impuestos, para muchos expertos, lo constituyen cuatro regímenes tributarios, de los cuales una empresa puede elegir a cual pertenecer de acuerdo al volumen de ventas que realice. En este último punto, la creación de un único régimen tributario con un porcentaje único de impuesto a la renta e IGV debería contener excepciones, las cuales incentiven a un mayor crecimiento de las empresas, pues más del 90% de las mismas en el Perú son MYPEs.

El 2018 se espera que la recaudación pública se incremente, principalmente por el mejor desempeño de la demanda internacional de nuestros productos de exportación, que permitiría que nuestra economía en el 2018 alcancé un nivel de alrededor del 4%.

TAMBIÉN PUEDES LEER: