OPINIÓN | Giovany Rocío: ¿Y si mejor marchamos para que construyan la Vía Expresa Sur?

Mientras tú te quejas o aplaudes el indulto, si este fue correcto o incorrecto, déjame decirte que eso no hará que tu vida cambie, en lo absoluto

Por unos segundos usted cierre los ojos, imagínense Lima con el ya congestionado tráfico, sin la Vía Expresa. Qué sería de Lima, qué sería de usted, sin esa obra que moviliza millones de peruanos sin el cobro de un peaje.

Mientras tú te quejas o aplaudes el indulto, si este fue correcto o incorrecto, déjame decirte que eso no hará que tu vida cambie, en lo absoluto. Pero eso vende y la gran mayoría de un lado y del otro, compran.

En el año 1967, Luis Bedoya Reyes (alcalde de Lima de enero de 1965 a diciembre de 1969), empezó la construcción de la Vía Expresa, sin concesiones ni peajes, esas fueron creadas por Velasco, en 1970. Son 66 cuadras desde la plaza Grau hasta República de Panamá.

Pero esta obra contemplaba una ampliación, la misma que pasaría y beneficiaría a cientos de miles de peruanos, que viven en Barranco, Surco, San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo, Lurín y balnearios del sur.

Acá, a diferencia de la Vía Expresa actual, la gestión de Susana Villarán otorgó la concesión (claro con su cobro del peaje, al estilo Odebrecht y OAS) a la concesionaria Vía Expresa Sur S.A., que no es otro más que Graña&Montero, obra que beneficiaría (si existiera) a cientos de miles de limeños.

Esta obra, según el video ubicado en la web www.viaexpresasur.pe, debería ser concluido en el 2018. Estamos a horas del 2018 y no han puesto ni una piedra. Quizás tampoco lleguen a los Panamericanos (2019) si empezamos en enero.

Acá no es muy difícil, lo que tiene que hacer el concejo ese declarar nulo por incumplimiento de contrato, porque no han movido ni un ladrillo.

Y la actual administración, tiene que “HACER GESTIÓN” y conseguir que el Ministerio de Transportes realice a costo de ella, esta obra de 4.6 kilómetros, casi el 50% de la Vía Expresa que ya existe.

Es absurdo que acá se cobre un peaje, siempre lo fue y más si la inversión es el 4% de lo que costó la carretera Interoceánica, que como dije en mi columna anterior, esta, si beneficia a cien personas a diario, exagero. Acá hablo de ciento de miles, por no decir millones.

Miren cuánto gasta el Estado en otras obras (muchas con un SNIP trastocados) y esta obra según Graña&Montero, no costaría más de USD 200 millones de dólares.

Pero cuánta gente se beneficiaría, cuánta gente pasaría más tiempo con su familia, una hora más de sueño, una hora más de producción. Al parecer, el contrato que firmó Villarán, y dejó a Castañeda pero más Graña&Montero, lo han descartado estos 3 años. Quizás esta última quiere firmar alguna adenda. Me dicen que sí.

Pero en vez de estar marchando por cosas que a ti y a nadie cambiarán tu vida, pongamos temas en agenda, que, sin duda, tendrán que ver en tu día a día y en el de tu familia.

TAMBIÉN PUEDES LEER: