OPINIÓN | Giovany Rocío: La urgente necesidad de Tía María y Conga. ¿Si no, de dónde?

El presidente vive un buen grado de aprobación. Es necesario ponerse los pantalones y enfrentar a cualquiera de esos grupetes opositores en búsqueda de un plato de lentejas.

Por: Giovany Rocío

El presidente, de la mano con el Ministro de Economía y la Su­nat, aplica lo que todo libro de economía dicta hacer en un país con un alto índice de informalidad como el nuestro: buscar involucrar a más actores así sea a costo cero.

Y, claro, esta saludable medida –que lo economistas conocen como ‘política fiscal expansiva’–, busca colocar más dinero en los bolsillos de más actores y persigue incrementar la producción. Pero tan noble gesto puede ir clara­mente en contra de nuestro país si se hace un mal uso de esta saludable he­rramienta económica y se le suma que nuestro actual presidente ha llenado de expectativas a diversos sectores

Por consiguiente, es necesario que se consiga superar el punto de equilibrio. Para esto, es importante darle paso a las grandes obras en todo el país vía iniciativas público-privadas (en las que el negocio es tan rentable que se crea un servicio público sin gasto del Esta­do), analizar algunas asociaciones su­mamente necesarias y, por supuesto, involucrarse en los grandes proyec­tos, ya sean mineros o concesiones de explotación de petróleo. Incluso, la creación de más áreas recreativas. El presidente vive un buen grado de aprobación, y la del alcalde de Lima (1/3 del Perú) supera la del presiden­te. Esto, sin duda alguna, debe ver­se reflejado en la posibilidad de crear mayor y mejor empleo. Para ello, es necesario ponerse los pantalones y enfrentar a cualquiera de esos gru­petes encargados de oponerse en búsqueda de un plato de lentejas. Si no se reduce los impuestos y no se involucra la generación de mayores recursos fiscales, el fin de la historia no será el que todos esperamos.

TE PUEDE INTERESAR:

TAMBIÉN PUEDES LEER: