30 Mar, 2018

OPINIÓN | Giovany Rocío: El Vía Crucis de los Limeños

Odebrecht Latinvest, quien a la firma del contrato era dueña de 82% del consorcio, vendió el 57% de Rutas de Lima a Brookfield.
OPINIÓN | Giovany Rocío: El Vía Crucis de los Limeños
OPINIÓN | Giovany Rocío: El Vía Crucis de los Limeños

La televisión señala que 160 mil vehículos se desplazarán hacia el sur por Semana Santa, vale decir que estos dejarán solo por concepto de peaje, la suma de S/. 10.00 nuevos soles (S/. 5.00 de ida y S/.5.00 de vuelta) cada uno, nada menos que  S/. 1’600,000.00 (Un millón seiscientos mil soles).

Odebrecht Latinvest, quien a la firma del contrato era dueña de 82% del consorcio, vendió el 57% de Rutas de Lima a Brookfield.

Hoy, Odebrecht ostenta solo el 25%; sin embargo, cuando se hicieron los actos preparativos del contrato tenían mayoría absoluta y más. Ahora, a la luz de los hechos y todas las denuncias, podemos decir que este contrato es del todo “lícito”. ¿Que existió una negociación transparente?, ¿Que el contrato es beneficioso para la ciudad? ¿Cuántas personas consideran que este contrato es nocivo para nosotros?, ¿Cuántos pueden decir que la magnitud del daño bordea lo incalificable?

Sin duda alguna, hoy se vende la idea de que será una tragedia, discurso trillado y constante, si se decide anular el contrato. Nada más lejano a la verdad. Pero hay que hacerlo de tal forma que la decisión no sea unilateral, vale decir, de que por sí sola el municipio de Lima decida romper el contrato. Es necesario y sería absurdo que el Poder Judicial no establezca que este contrato va en contra del Interés Público.

Lo que se necesita hacer es que los regidores en consenso, y no creo que ellos discrepen de esta iniciativa, enfunden de poder al procurador municipal y que este lleve el problema en aplicación de la cláusula que violenta el Interés público y luego de todo lo que se habla que existió en los contratos suscritos por Odebrecht, este sea revisado y solicite, mientras exista la revisión, una medida cautelar, en la que se entregue la administración como tal a la MunIcipalidad de Lima.

Alguien puede decir en qué trabajo te pagan por adelantado. ¿Acaso se hizo pistas nuevas? La Panamericana Sur y Norte existen desde que tengo uso de razón. Entonces,  ¿Por qué entregamos el cobro y de manera tan onerosa para los limeños? No hay que ser demasiado perspicaz para decir que esto huele muy mal y mientras tanto, el crecimiento del cobro en estos pocos años ha sido del 66%, pasamos de S/. 3.00 a S/. 5.00. ¿Qué negocio tiene tal crecimiento? Lo único nuevo que yo veo son las casetas de cobranzas que atentan contra el presupuesto que ya tiene la Municipalidad que no le permite seguir políticas públicas por la incertidumbre del presupuesto como tal.