OPINIÓN | Edhín Campos Barranzuela: Sembrado de droga

Un usuario de Facebook ha denunciado a un policía motorizado de Lima, de querer ponerle marihuana a un joven, en la avenida General Garzón.

Mucha preocupación viene causando en diferentes sectores de la comunidad jurídica nacional y de la opinión pública, la difusión de un video a través de una cuenta de Facebook, mediante el cual se ha denunciado que un efectivo de la Policía Nacional habría querido “sembrar” marihuana a un joven en Jesús María.

Esta situación pone de manifiesto un serio problema para muchas personas, que han sido víctimas del abuso de malos policías, quienes a menudo intentan sembrar pruebas, con el objetivo de denunciarlos por el delito de tráfico ilícito de drogas.

Un usuario de Facebook ha denunciado a un policía motorizado de Lima, de querer ponerle marihuana a un joven, en la avenida General Garzón.

Mientras la persona grababa toda la escena de la intervención policial, se le escuchaba decir: “Me quieren sembrar”, raudamente se dirige a un edificio y al mismo tiempo es perseguido por el Policía, con la finalidad de ponerle droga en sus bolsillos.

De otro lado, se da cuenta que otro Policía Nacional ha sido condenado a tres años de pena privativa de la libertad, por una jueza de la Corte Superior de Justicia del Santa, por haber intentado sembrar pruebas a tres detenidos, con el objetivo de denunciarlos por tráfico ilícito de drogas.

Los hechos datan del 24 de abril de 2015, luego que el Ministerio Público tomara conocimiento, que durante una intervención policial, tres personas habrían sido intervenidas a bordo de un vehículo, en el cual se habría hallado armas y gran cantidad de ketes de pasta básica de cocaína en el interior de sus mochilas.

Es así, que tras la apertura de investigación fiscal, durante los actos de investigación, se visualizó el video, en el cual se puede advertir que durante el registro vehicular realizado, un efectivo policial introduce con la mano derecha un papel doblado y cierra la mochila.

Mientras que otro de sus compañeros registraba la parte delantera del copiloto, sigilosamente abre la mano izquierda y desliza “ketes”, removiendo en el interior de la mochila e instantes después llama a sus compañeros, asegurando haber hallado los estupefacientes.

Indudablemente, esta actitud de “algunos” policías es bastante cuestionable, toda vez que en las intervenciones policiales que se hacen, al sembrar la droga, lo hacen con la finalidad de mantener detenido a la persona investigada, hasta los 15 días que establece como plazo la Constitución Política del Estado y en otros casos para extorsionar a los investigados. La Policía Nacional de conformidad con lo dispuesto en el artículo 166 de la Carta Política tiene por finalidad fundamental garantizar, mantener y restablecer el orden interno; presta protección y ayuda a las personas y a la comunidad. Garantiza el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y del privado; previene, investiga y combate la delincuencia.

Es por ello que este tipo de nociva conducta de sembrar droga de “algunos” malos policías debe ser desterrada y de comprobarse deben ser separados y sancionados ejemplarmente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: