14 May, 2017

OPINIÓN | Daniel Parodi: ¿Ha vuelto?

‘Ha Vuelto’ es el título de la cinta alemana estrenada en 2015, homóloga del best seller de Timur Vermes.

Por ¿Ha vuelto?

‘Ha Vuelto’ es el título de la cinta alemana estrenada en 2015, homóloga del best seller de Timur Vermes. En ella, desafiando las leyes de la física, Adolf Hitler reaparece en el Berlín con­temporáneo, librándose así de las tropas rusas ad portas de la capital del Tercer Reich, en los días finales de la Segunda Guerra Mundial.

Creyendo que se trataba de una excelente ac­tuación, y no del líder nazi, el público acoge a Hitler, quien se convierte en ícono mediático, al mismo tiempo que su discurso se introduce a la Alemania contemporánea y, contra todo pro­nóstico, obtiene gran suceso.

El proteccionismo nacionalista de Donald Trump, aplaudido por su análogo ruso Vladi­mir Putin, el xenófobo rechazo a la migración como principal argumento del ‘brexit’ británi­co, el 35% obtenido por la ultraderechista Ma­rine Le Pen en la segunda vuelta francesa y el notable crecimiento de sus pares alemanes de la Alternativa para Alemania (AfD) nos pintan un escenario bastante distinto al de hace ape­nas una década.

Sin embargo, el triunfo de Emmanuel Ma­cron en Francia ha acallado temporalmente las alarmas; Europa podría reacomodarse y relanzarse con un joven líder. Del próximo pre­sidente galo se espera que concrete en exitosas políticas públicas su programa ‘socioliberal’, sugerente neologismo en un mundo en el que tanto el Estado de Bienestar como el neolibera­lismo se revelan insuficientes ante los proble­mas que lo agobian.

A Europa se le hace difícil competir contra una mano de obra tan barata como la de China y aún más manteniendo sus altos beneficios laborales. Al mismo tiempo, los constantes ata­ques terroristas mellan la moral y voltean las miradas hacia los migrantes cuando se busca responsables al creciente paro y desempleo que sufren las clases trabajadoras y medias.

De hecho, son estos sectores desencantados los que eligieron a Trump, los que sacaron a Inglaterra de Europa, los que votaron a Le Pen y los que aplauden el renacimiento de posturas neonazis en Alemania. El fenómeno es global, los trabajadores nativos se sienten abandona­dos por el Estado en tiempos de alto desempleo, mientras que la movilidad global nos enfrenta a millones de seres humanos desplazándose des­de las zonas más pobres del planeta a las más ricas, el terrorismo global es la música de fondo.

Pero Macron ha ganado y su ‘socioliberalis­mo’ podría ser una solución imaginativa para la crisis europea o un neologismo insustancial ad portas de las legislativas que determinarán la gobernabilidad de su próxima gestión. Espe­ramos lo primero.

TAMBIÉN PUEDES VER 

#Tags Relacionados