OPINIÓN | Arturo Valverde: Nadine en campaña  

¿Puede ser posible que la ex primera dama de los vestidos de alta costura, haya visto en esta liberación una oportunidad política?
OPINIÓN | Arturo Valverde: Nadine en campaña   OPINIÓN | Arturo Valverde: Nadine en campaña  

 

Nadine Heredia ya está en campaña. Luego de la decisión del Tribunal Constitucional que la liberó junto a su esposo, Ollanta Humala, la ex pareja presidencial ya habla de un plan de gobierno, y parece ser que esta vez la ex primera dama de la nación participará en las elecciones del 2021.

La candidatura de la señora Heredia no sería más que la consecución de un plan postergado. Ella quería ser la candidata del 2016 por el Partido Nacionalista Peruano, y hacer del Perú un remedo de la argentina kirchnerista.

¿Puede ser posible que la ex primera dama de los vestidos de alta costura, haya visto en esta liberación una oportunidad política? No me sorprendería que Nadine Heredia – como ha dicho su compañero de aventura, Ollanta Humala–  haya visto en estos nueve meses de prisión una especie de martirologio. Semejante ridiculez no podía habérsele imaginado a nadie más.

Humala y Heredia se equivocan. Eso no se llama martirologio. Es el resultado de la compra de testigos, la entrega de USD 3 millones de dólares de Odebrecht, agendas, testigos desaparecidos, y mucho más. Que eso pueda o no probarse, es cosa de la justicia. Pero el nacionalismo, desde su creación, ha estado envuelto en un ambiente oscuro. ¿Qué pasó con los viajes de visita a Hugo Chávez en Venezuela? ¿Nunca hubo apoyo económico? ¿Fue solo un espaldarazo? ¿Ya no recuerdan cómo nos empezaron a invadir las casas Alba? Querían que el Perú formara parte de este proyecto chavista.

Los peruanos tendrían que ser muy necios como para darle una nueva oportunidad a este par que dejó el país en retroceso. ¿Acaso no era Nadine Heredia quien daba la luz verde en el gobierno de su marido? ¿Quiénes la apoyarán en su nueva aventura? ¿La izquierda de su exsecretaria y congresista Verónika Mendoza? ¿El exempleado de su gobierno, Julio Guzmán? ¿El garante de la corrupción, Mario Vargas Llosa? ¿La exalcaldesa y candidata por el nacionalismo, Susana Villarán? ¿La prensa del café y croissant?

El Tribunal Constitucional ha dejado libres a quienes únicamente representan lo peor de la política nacional en los últimos años, a pesar de las confirmaciones que siguieron llegando de todos lados sobre el pago de los tres millones. No les importó para nada.

Aquí arranca la nueva aventura de Nadine Heredia. Abróchense los cinturones.

TAMBIÉN PUEDES LEER: