OPINIÓN | Arturo Valverde: Acerca de lo visible

El APRA es un jugo. Un jugo surtido. Hay gente de derecha, izquierda, centro, anarquistas, socialistas. ¿Por qué el APRA siempre ha tenido esta variedad de perfiles

El pasado 14 de enero, leí una entrevista a Jorge Del Castillo que publicó el diario La República, que se titulaba: “Quizás soy cabeza visible de una posición en el APRA”. El hecho es o el tema es que me recordó un artículo que escribió Víctor Raúl Haya de la Torre para The Labour Monthly en diciembre de 1926, se llamaba: “What is APRA?”.

 

No voy a transcribir palabra por palabra lo que decía. Los que deseen pueden buscarlo en el internet. Léanlo.

 

Lo que me gustaría es explicarles de una manera más coloquial esta idea, si me permiten. Porque parafraseando a Louis Pauwels en su introducción a su obra Lo que yo creo, pienso que el APRA es un partido muy conocido pero poco entendido debido a la falta de lectura de los peruanos.

 

El APRA es un jugo. Un jugo surtido. Hay gente de derecha, izquierda, centro, anarquistas, socialistas. ¿Por qué el APRA siempre ha tenido esta variedad de perfiles dentro de su organización? Porque se necesitan hombres bisagras que permitan acercarnos a las distintas caras del país, “tender puentes” como se dice en nuestros tiempos. Porque esa es la manera de comunicarse y entender a otros. Por eso el APRA siempre ha podido tratar tanto con la derecha como con la izquierda nacional. Ojo: El APRA no es izquierda ni derecha. Es simplemente APRA. Siempre ha sido el fiel de la balanza. El APRA no se vuelve dictadura, como sucede con la derecha e izquierda cuando llegan al poder en nuestro país.

 

A lo largo de su historia, el APRA ha tenido hombres de derecha como Luis Alberto Sánchez, Manuel Seoanne, Andrés Townsend. Gente de izquierda como Carlos Malpica Silva Santisteban. Pero todos tenían delante de ellos a Víctor Raúl Haya de la Torre. Porque siempre tiene que haber una cabeza. Un líder. Porque no puede haber dos números uno. Esa es la forma correcta.

 

Me parece inimaginable que cualquiera de los hombres que les menciono hubiera podido pensar que era capaz de crear su propio partido dentro del mismo partido aprista durante la ausencia de Víctor Raúl Haya de la Torre, aprovechando el momento en que estuviera exiliado o asilado para hacerse del APRA o unos cuantos ingredientes que hacen de este jugo, el jugo más surtido de la política nacional. No quiero pensar que esto es lo que está pasando. ¿Qué piensan ustedes?

TAMBIÉN PUEDES LEER: