17 Oct, 2017

OPINIÓN | Alan Salinas: Oferta educativa de universidades chinas

Este viernes 20 de octubre, desde la 1 p.m. hasta las 6 p.m., en el campus de la Universidad Ricardo Palma, se llevará a cabo la Feria de Oferta Educativa de China, que organizan el Consejo de Becas de China, la Embajada de China en el Perú, la Universidad Ricardo Palma y la Asociación de Empresas Chinas en el Perú.

En dicha feria, se presentarán 18 universidades chinas, en la que ofertarán –para estudiantes y profesionales de diversas carreras universitarias– alternativas de desarrollo académico y profesional, así como el planteamiento de proyectos de cooperación para el establecimiento de convenios de intercambio estudiantil y de docentes.

Las universidades chinas –desde hace décadas– son altamente competitivas, debido al esfuerzo que ha hecho el gobierno –bajo distintos presidentes–, para lograr posicionar en ciencia, tecnología, comercio, artes y ciencias sociales y humanas a sus instituciones educativas. De acuerdo con QS World University Ranking, universidades como Tsinghua, Pekín, Fudan, entre otras, han logrado ser clasificadas –a nivel mundial– entre las 100 universidades top, muy por encima de universidades norteamericanas.

Como ya escribí en cuatro anteriores columnas en este medio, luego de mi periplo por esa parte del mundo (gracias a la invitación del Instituto Asia Pacífico), China representa –desde una mira latinoamericana– un país-continente por conocer, aprender y reflexionar. Milenariamente, este país estuvo conectado con occidente, a través de la ruta de la seda, pero nosotros los occidentales (del centro y la periferia) muy poco con ellos.

En otras palabras, China representa un país amigo –de beneficio mutuo– del cual se puede saber –por ejemplo– cómo lograron salir de la pobreza, establecer acuerdos de mediano y largo plazo, generar el sueño chino, restablecer la nueva ruta de la seda, generar alta tecnología, y tener un desarrollo acelerado, llegando a ser lo que hoy en día es: un país de primer mundo, de economía estable y de educación de primer nivel.