OPINIÓN | Alan Salinas: Macron, ¡Presidente!

¿Qué cambió en el mapo político francés para que la ciudadanía opte por un candidato que no pertenece al establishment?...

Por Alan Salinas

El domingo que acaba de pasar, al 100% de los votos escrutados, Emmanuel Macron –del grupo político En Marcha- ganó las elecciones con el 66,10% a la candidata del Frente Nacional -Marine Le Pen-, quien obtuvo el 33,90%.

Triunfo realmente contundente: 32,20% de ventaja. Según analistas políticos franceses, esta victoria rotunda de Macron es la segunda victoria de tal magnitud en la V República. La primera se dio hace 15 años, al derrotar Jacques Chirac a Jean-Marine Le Pen, padre de la candidata del Frente Nacional.

¿Qué cambió en el mapo político francés para que la ciudadanía opte por un candidato que no pertenece al establishment?

1) La crisis de los partidos políticos tradicionales. El accionar por largo tiempo en Francia del Partido Socialista, los Republicanos y el partido del general De Gaulle en la construcción del orden social y/o “económico” –y en las preferencias políticas de la ciudadanía- ha llegado a su límite, pero no a su final.

El discurso y las banderas que levantaron (y levantan) hasta hoy no cobran acogida en una sociedad postcrisis económica del año 2008. La gente también se cansa de lo mismo.

2) Las diferentes crisis económicas que han venido sucediendo tanto en Europa como en Francia han ido desestructurando masivamente los sindicatos y asociaciones de profesionales (vinculados a los partidos políticos tradicionales), que dan pie al avance del populismo de derecha, y que influye notoriamente en el discurso de candidatos ultranacionalistas y antiglobalización. Eso representa Marine Le Pen.

Representa al voto rural, campesino y a los obreros y sectores medios que pierden empleo frente al migrante de cualquier origen. Claro está que –hasta el momento- tiene su límite (perdió la elección), pero hizo que la candidata del Frente Nacional pase a segunda vuelta electoral.

3) Desde ese escenario se puede dar una lectura al avance del candidato centrista Emmanuel Macron. Presidente a los 39 años, el más joven de toda la historia republicana francesa (Napoleón llegó a los 40 años al poder), exmilitante del Partido Socialista Francés, filósofo, con estudios en Ciencia Política y Finanzas, Macron supo captar la confianza ciudadana por un discurso moderado para un elector mayoritariamente urbano y conectado con el mundo. Que pide un cambio sí, pero no un cambio irracional, como el que propone Le Pen.

TAMBIÉN PUEDES LEER

TAMBIÉN PUEDES LEER: