OPINIÓN | Giovany Rocío : EsSalud – Mentiras sumamente construidas (I)

Es que desde mi óptica, una de las mentiras mejor construidas en nuestro país es que el que no tiene plata se muere.
OPINIÓN | Giovany Rocío : EsSalud - Mentiras sumamente construidas (I) OPINIÓN | Giovany Rocío : EsSalud - Mentiras sumamente construidas (I)

El reconocido chef Rafael Piqueras, acusa de negligente a la Clínica Delgado. La nueva clínica que costó alrededor de cien millones de dólares, expuesta en la televisión en hora punta de un domingo, democratiza el sufrimiento de la salud en nuestro país. La Clínica Delgado, de propiedad de un exministro de Salud, entre otros, no da la cara en el reportaje.

Es que desde mi óptica, una de las mentiras mejor construidas en nuestro país es que el que no tiene plata se muere. Desde mi percepción, alrededor de la salud privada, en unas clínicas más que en otras, existe un perverso sistema donde lo que prima es el lucro, el vil dinero que ganarán los accionistas, ni siquiera los médicos, y al parecer, dejando de lado todos los juramentos hipocráticos de por medio. No juegue con las palabras y no crea que hablo de hipocresía, sino del juramento que hacen los médicos con primar la ética en el ejercicio de su profesión. Por otro lado, teniendo como mayor aliado la constante praxis, en EsSalud, están los médicos más instruidos y experimentados, es decir, los mejores.

Esta gran mentira sobre la salud privada, ha encontrado en diversos gobiernos el cómplice perfecto, buscando que pasemos de la etapa de entendimiento a la de aceptación, cómplices sobre todo mirando 6 décadas atrás (60 años). En los últimos tiempos existe una constante queja en el asegurado de EsSalud, sobre lo prolongado de la atención.

El hospital emblema de la Seguridad Social, el Hospital Edgardo Rebagliati, inaugurado en su momento como Hospital del Empleado, fue previsto en ser construido hace 67 años, en 13 hectáreas que donó la UNMSM, y entró en funcionamiento en 1958, vale decir hace 60 años, cuando en Lima, el INEI reportaba un millón de personas, es decir el 9% de lo que tiene Lima ahora, 11 millones. Sin embargo, el hospital tenía 1,200 camas. Hoy esa situación no ha cambiado. Sin embargo, la construcción de 14 pisos solo es el 8% del terreno total, el Estado ha podido construir 3 Torres idénticas más, obviamente esta falta de infraestructura y el maltrato al personal ha hecho que los profesionales de salud cada vez se desalienten más por optar por la carrera más larga y compleja de todas. Primera gran contribución del Gobierno.

Nadie va a negar que la institución más eficiente del país es la Sunat; sin embargo, la Sunat misma le debe a EsSalud, de dinero que ya cobró, más de 400 millones, y se habla que con la deuda privada esta bordea los 1,300 millones de dólares.

Y el problema se agrava cuando vemos que nos gastaremos en los Panamericanos 5 mil millones de soles. Según la Contraloría, el costo de la modernización de la refinería de Talara se triplicó al pasar de USD 1,335 millones a USD 4,155 millones. Según los expertos, nada asegura que exista tanto petróleo para tal inversión. La Línea 2 del metro cuesta USD 6,620 millones, y los especialistas hablan de una sobrevalorización en comparación con la región, y la Contraloría habla de 23 funcionarios involucrados. Sin embargo todo sigue igual.

Hablamos que la clínica más exclusiva y equipada costó alrededor de 100 millones de dólares, la construcción de la inútil Interoceánica, ejecutada por Odebrecht, pasó de un costo de 800 millones a 4 mil millones de dólares.

Mientras como dice la canción, la corrupción juega ajedrez, pero en EsSalud no hay cama para tanta gente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: