12 Oct, 2017

Nobel de Química 2015 se reunió con escolares trujillanos

Azis Sancar recomendó trabajar duro y conservar espíritu de servicio.

“Trabajar duro, pero conservando el espíritu de servicio para con tu comunidad”, ese fue el consejo para alcanzar el éxito que el Premio Nobel de Química 2015, Azis Sancar, dio a 300 escolares que se reunieron en el auditorio del colegio Francisco Lizarzaburo, distrito El Porvenir, en Trujillo.

Los alumnos pertenecen a 30 diferentes instituciones educativas, que provienen de las provincias de Trujillo, Ascope y Gran Chimú, y son parte integrante del programa Líderes Escolares impulsado por la Primera Fiscalía Provincial de Prevención del Delito de Trujillo, a cargo del fiscal  César Chávez Chávez, en coordinación con el instituto por la ciudadanía y la paz.

El químico turco, Azis Sancar, quien llegó acompañado de un traductor, fue recibido con cantos y la danza de Los Pallos, proveniente de la provincia de Santiago de Chuco; así como con banderas de Turquía.

Azis Sancar, quien recibió el Nobel de Química en el 2015 por sus estudios de reparaciones del ADN, compartió pasajes de su vida, los cuales muchos de ellos fueron tan duros, como que hasta octavo grado recién pudo usar zapatos para el colegio, debido a que provenía de una familia de clase económica baja, en Turquía; y que además vivió en un lugar parecido a la zona de Río Seco, en El Porvenir.

“La más grande satisfacción es poder compartir momentos con personas como ustedes y en lugares como estos, porque yo también sufrí mucho en mi niñez y adolescencia, pero nunca debemos renunciar a nuestro compromiso con la comunidad”, indicó.

Los alumnos se sintieron identificados con estas historias, debido a que muchos se ellos viven en situación de pobreza y en un ambiente hostil, como es el sector Río Seco lugar que cobró triste notoriedad por la aparición del sicario adolescente llamado como “Gringasho”.

El químico Azis Sancar visitó Trujillo por primera vez gracias a una invitación realizada por la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Trujillo; y, gracias a la gestión de un ex alumno del colegio Francisco Lizarzaburo, el científico se reunió con los escolares.

(Fuente: Andina)

TAMBIÉN PUEDES LEER: