28 Ago, 2017

Muralla de barcos chinos depredan el Mar de Grau

Congresista Roberto Vieira denuncia que mil 500 millones de dólares se pierden al año por extracción desmedida de naves de ese país afincadas al límite del mar peruano.

La gran despensa alimen­taria afincada en el Mar de Grau corre el riesgo de desaparecer por el vo­raz apetito de una flota de embarcaciones chinas que faenan sin control llevándose nuestras rique­zas marinas. La alerta fue hecha por el congresista independiente Roberto Vieira, quien ante el ple­no del Congreso denunció que incluso varias de estas embarcaciones ingresaron al Mar de Grau para pescar sin que sean detenidas como ocurre en otros paí­ses de la región.

Vieira recordó que en la denuncia que hiciera el jue­ves pasado en el Congreso mostró una imagen de sa­télite donde se puede obser­var la invasión del Mar de Grau de las embarcaciones chinas. “En las imágenes que mostré se puede ver que en la línea de las 200 millas hay una muralla de embarcaciones chinas. La más pequeña de ellas tiene entre 800 a 1200 toneladas de capacidad de bodega. Son embarcaciones de gran pesca. Son alrededor de 300 embarcaciones chinas fren­te al Mar de Grau”, señaló.

Al respecto dijo que esas embarcaciones están fae­nando sin importarles si se trata de cardumen en toda su variedad como la caballa, el perico, el tiburón, la pota, el jurel, que ya no llegan como antes a la costa pe­ruana en perjuicio de todos nuestros compatriotas, per­judicando a nuestros em­presarios que lo destinan para el consumo humano.

Comentó que estas em­barcaciones extranjeras cuentan con tecnología de punta para extraer grandes recursos e ingresar dentro de las 200 millas peruanas que, de acuerdo a nuestra Constitución, es nuestra soberanía y se tiene que ha­cer respetar.

Vieira dijo que la Marina de Guerra del Perú, por falta de presupuesto, no puede ha­cer operaciones de captura de esas embarcaciones como sí lo hacen Argentina, Chile y últimamente Ecuador.

El congresista dijo que hace una semana el gobier­no ecuatoriano no solo cap­turó a las naves que estaban depredando las islas Galápa­gos, sino también generó la protesta de su Cancillería al gobierno chino. El presiden­te ecuatoriano Lenin More­no se pronunció enérgica­mente por este hecho.

Depredan y contaminan

Para Vieira, que también es especialista pesquero, no se puede permitir que nos de­preden porque ellos pescan sin control. “No solo depre­dan sino que también con­taminan y lo más grave es que todos los recursos que nos pertenecen, los captu­ran en altamar y dentro de nuestras 200 millas. Luego, hacen trasbordo a un barco que viene de China a reco­ger toda la producción que han robado del mar de los peruanos”, acotó.

Las pérdidas que genera esta pesca ilegal llegan a mil 500 millones de dó­lares al año, según señala Vieira. “Ellos nos roban esa cantidad en pesca. Es como una producción minera, pero donde no están pagan impuestos, ni derechos de pesca, y tampoco descargan en nuestros puertos para generar trabajo a nuestros estibadores”, precisó.

Mientras que nuestra po­blación sufre con altos ni­veles de desnutrición y ane­mia, vemos cómo nuestros recursos como la pota, el ca­lamar, el jurel, la caballa, el perico, y otros peces de alto valor proteico, los pescan y se los llevan con rumbo al Asia para alimentar a los chinos y norcoreanos.

Esos negocios

Comentó que nuestros pescadores y pequeños empresarios que atien­den al mercado nacional no pueden competir con estas embarcaciones que depredan nuestro mar. Este cordón en el borde del Mar de Grau estaría ocasionando que los pes­cadores no puedan aten­der el mercado nacional. Como no alcanzan la producción que requiere el mercado nacional se está importando pescado como la tilapia, la basa o swin, que en Asia lo consi­deran como no apto para el consumo humano.

“¿Qué está pasando? ¿Quiénes están metidos en este gran negocio?”, se pre­guntó el congresista, quien agregó que es deber de la Marina, pero que quiere pensar que es un tema de falta de presupuesto y no de corrupción. Vieira dijo que un gran mal le hace el actual viceministro de Pes­quería, Eugenio Soldi, que debe dejar el cargo.

“Qué bueno que el minis­tro de la Producción, Pedro Olaechea, tome cartas en el asunto, porque no pode­mos tener un viceministro de Pesca que es manipula­do por la Sociedad Nacional de Pesquería”, comentó. Al parlamentario le parece extraño que la SNP solo ha­ble de consumo, pero sabe bien cómo se está depre­dando nuestro mar y no se pronuncia. “A ellos, en ver­dad, no les importa qué se haga con nuestros peces, ya sea para harina de pes­cado o consumo directo”, acotó.

SOBERANÍA ALIMENTARIA

La depredación de nuestro mar no es solo cuestión de obtener recursos, también de que ahí está nuestra gran despensa en una emergencia, dijo el congresista Roberto Vieira. “No se están dando cuenta que la soberanía alimen­taria depende de nuestro mar. Qué sucede si mañana se ori­gina una guerra mundial”, se preguntó Vieira. Al respecto dijo que el pollo requiere de la importación de maíz amarillo para que se alimente. Los fideos y el pan dependen del trigo que importamos. “Nuestra mejor alimentación y abandera­da es el pescado que tiene Omega 3, tan importante para la formación de los niños y nutritivo para las personas de avanzada edad. Al final vemos que ese recurso no va para alimentar a los peruanos, y termina en China y otros países a costo cero”, precisó.

TAMBIÉN PUEDES LEER: