Politica

Madre Mía | Abogado de Humala: Becerril no tiene autoridad moral para dirigir investigación

By Miguel Angel Candia

September 11, 2018

El abogado del expresidente Ollanta Humala, Alberto Otárola, se pronunció sobre la aprobación por unanimidad del informe final respecto a los hechos producidos en la Base Militar de Madre Mía, que señala al ex Jefe de Estado como el ‘Capitán Carlos’. Recordó que el tema es un “caso juzgado” y restó importancia al impacto que podría tener dicho informe ante el Ministerio Público.

“La Corte Suprema confirmó que no existía mérito para pasar a juicio oral contra el presidente Humala y desestimó un recurso de nulidad que en su oportunidad se presentó, esto quiere decir que esta determinación de la Corte Suprema es cosa juzgada, cosa decidida, tiene la calidad y la majestad de la cosa juzgada“, dijo en diálogo con Nicolás Lúcar, en Exitosa.

En esta línea de defensa, Otárola cuestionó la autoridad moral de Héctor Becerril como presidente de la Comisión Madre Mía: “El día de ayer el Sr. Becerril ha sido exonerado por la Comisión de Ética, para continuar con estas gravísimas acusaciones a las que está sometido por la intervención al CNM, y por arte de magia sale hoy día a presentar un informe final de una comisión que tiene serios cuestionamientos constitucionales. Durante los 300 días que ha durado esta comisión, como abogados nunca se nos permitió leer el expediente, esta comisión tiene de siete integrantes, cinco que estás seriamente cuestionados y no tienen la autoridad moral para presentarle al país una investigación seria”.

¿POR QUÉ HUMALA ESTÁ INVOLUCRADO EN EL CASO MADRE MÍA?

La historia se remonta a 1992. Ollanta Humala era capitán del Ejército y estaba destacado en Huánuco como jefe de la Unidad Contrasubversiva. Su labor era dirigir la base militar Madre Mía, en San Martín, para la identificación y captura de terroristas. El 17 de junio de ese año, un ciudadano identificado como Jorge Ávila lo denunció ante la Fiscalía de Tocache. Aseguraba que Humala había ordenado un ataque contra él y sus familiares tras confundirlos con integrantes de Sendero Luminoso. Según dijo en ese momento, fue secuestrado y torturado, pero logró escapar. Su hermana, Natividad Ávila Rivera, y su cuñado, Benigno Sulca Castro, desaparecieron.

Este testigo señaló también que Humala había dirigido estas acciones bajo el seudónimo de ‘Capitán Carlos’. El relato de Ávila fue atendido por el Poder Judicial, que abrió proceso en 2006 por los delitos de homicidio calificado, desaparición forzada y lesiones graves. Finalmente el caso no pasó más allá del análisis y nunca se abrió juicio oral. La Sala Penal Nacional decidió archivarlo en 2009, luego de que varios otros testigos se desdijeron.

Con testimonios contradictorios, la investigación se estancó y la Fiscalía optó por archivarla. Sin embargo, en enero de 2011, cuando Ollanta Humala candidateaba por segunda vez a la presidencia, el caso fue abierto nuevamente. En esta ocasión se señalaban fuertes indicios de compra de testigos con la finalidad de proteger de culpa al ex Jefe de Estado, Ollanta Humala.