Los tres amigos de oro

Los cineastas mexicanos Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón han hecho historia en los Óscar al ganar 4 de las últimas 5 estatuillas.
Los tres amigos de oro Los tres amigos de oro

“Soy un inmigrante, como Alfonso, como Alejandro, como mis compadres, como muchos de ustedes”. Eso dijo Guillermo del Toro el domingo en el teatro Dolby de Los Ángeles al recoger el Óscar a mejor director por La forma del agua, al que siguió poco después el galardón a mejor película.

Los compadres a los que se refería son Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, también directores y productores cinematográficos. Y también mexicanos. Juntos son conocidos en Hollywood como “los tres amigos” y han logrado una hazaña sin precedentes para cineastas no estadounidenses: darle a un mismo país cuatro de los últimos cinco Óscar a mejor director.

 

México celebra

La emoción en México ante el triunfo de La forma del agua en la 90ª edición de los premios de la Academia de Hollywood estalló de inmediato. Según comenta la corresponsal de BBC Mundo en México, Ana Gabriela Rojas, en la taquería Kalimán del centro de la Ciudad de México, los comensales guardaron silencio para seguir el anuncio de los últimos premios. Cuando se anunció el Óscar para del Toro, se oyó un grito al unísono de felicidad. “Nos ganamos el Óscar. Otro Óscar para México”, gritaba uno de ellos.

Hacían bien los muchachos en subrayar que es “otro Óscar” para México, porque desde 2014 hasta hoy, los tres amigos han acaparado prácticamente los premios a mejor director: Alfonso Cuarón ganó en 2014 con Gravedad (Gravity), Alejandro González Iñárritu ganó en 2015 con Birdman y en 2016 repitió victoria con El renacido (The Revenant). Y este año, Guillermo del Toro se unió a sus dos grandes amigos. Si contamos todos los Óscar obtenidos en el resto de categorías, los compadres tienen en conjunto un total de 25 estatuillas.

 

Compañeros de generación

Deborah Shaw, escritora británica especializada en cine y autora de Los tres amigos: la cinematografía trasnacional de Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón, opina que el éxito de los tres directores radica en cómo se apoyan entre sí.

Los tres nacieron en la década de los 60 y se conocieron en los 80, cuando empezaron a hacer películas en una época en la que la industria del cine en México no estaba en sus mejores momentos. Desde entonces han sido capaces de mantener su amistad en un mundo tan competitivo como el cinematográfico y se han consolidado como grupo pese a tener propuestas y estilos bien diferentes.

“Han sido amigos esenciales unos para los otros tanto en lo personal como en lo profesional”, le dice Shaw a BBC Mundo. “Se consultan, se promocionan entre sí en las entrevistas e incluso a veces participan en las películas de uno u otro. También comparten actores y miembros fundamentales de sus equipos”, añade la escritora, quien pone como ejemplo que González Iñárritu asesoró a Cuarón para su película Niños del hombre (2006); Del Toro fue consejero de González Iñárritu y ayudó en el montaje de Amores Perros (2001); y la empresa productora de Cuarón coprodujo El Laberinto del Fauno (2006), dirigida por Del Toro.

 

Colaboradores esenciales

Para comprender el buen engranaje profesional de los tres cineastas, hay que recordar el rol que juegan directores de fotografía extraordinarios que han contribuido al éxito de los amigos. Es el caso de Emmanuel Lubezki, el ‘Chivo’, que puso en contacto a Cuarón y Del Toro con González Iñárritu, y a quien se considera el cuarto amigo del grupo.

Rodrigo Prieto trabajó con González Iñárritu en sus tres primeras películas y Guillermo Navarro trabajó en cinco de las películas de Del Toro. “El éxito atrae al éxito y su reconocimiento con premios de gran prestigio ha ayudado a construir sus reputaciones globales”, señala Deborah Shaw.

(Nota aparecida en Www.bbc.com/mundo)

TAMBIÉN PUEDES LEER: