Los hombres ganan en promedio S/ 500 más que las mujeres en Lima

Desigualdad. Según reporte del INEI, la brecha salarial de género se ha reducido apenas en S/11.6 de un año a otro. El Centro Flora Tristán pide aprobar la ley de equidad salarial.
Muchas mujeres del país reciben un salario menor que sus pares masculinos a pesar de desempeñar las mismas funciones.

Desigualdad. Según reporte del INEI, la brecha salarial de género se ha reducido apenas en S/11.6 de un año a otro. El Centro Flora Tristán pide aprobar la ley de equidad salarial.

Entre las inequidades que sufren las mujeres peruanas se cuenta la de percibir sala­rios menores que sus pares masculinos. Según cifras del Instituto Nacional de Esta­dística e Informática (INEI), entre los ingresos promedio de ambos géneros en Lima Metropolitana, hay una di­ferencia de S/ 492 en favor de los hombres.

Conforme al último repor­te del INEI, en el trimestre de marzo-mayo de 2017, el sala­rio promedio fue de S/ 1,623.7. Pero mientras los hombres perciben en promedio S/ 1,841, las mujeres ganan S/ 1,349.

En comparación con el mismo trimestre de 2016, la brecha se ha reducido le­vemente, pues hace un año la diferencia era de 502.9, es decir que rondaba el 30% del salario promedio, al igual que en 2017. En relación con las cifras de hace 10 años, se evidencia una reducción en la brecha: en el mismo periodo de 2007, la diferen­cia era de S/ 339, es decir del 39% del salario promedio de aquel entonces (S/ 866).

 Piden ley

El Centro de la Mujer Perua­na Flora Tristán sostiene que esta brecha evidencia proble­mas estructurales, produc­to de una cultura machista cuya presencia persiste en la sociedad peruana. Diana Mi­loslavich, coordinadora del Programa de Participación Política y Descentralización de dicha organización, con­sideró que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Em­pleo (MTPE) debe empezar por promover la igualdad salarial desde el Estado. “Debe empezarse en el sec­tor público. La ministra Pa­tricia García, durante una reunión, admitió que había encontrado brechas salaria­les en el sector salud”, indicó a diario Exitosa.

Y para combatir este pro­blema en el sector privado, Miloslavich plantea que MTPE implemente un mecanismo para denunciar situaciones en las que una mujer gana menos por hacer el mismo trabajo que un hombre. “En el Congreso hay un dictamen de la ley de equidad salarial, que tiene la aprobación de la Comisión de Trabajo y de la Comisión de la Mujer. Debería debatirse cuanto antes, pero pareciera que Fuerza Popular hasta ahora no ha tenido inte­rés  en hacerlo”, añadió.

La desigualdad también se evidencia en el acceso al em­pleo: en el último trimestre los puestos de trabajo ocu­pados por hombres se incre­mentaron en 1.5% y solo en 1.3% los empleos ocupados por mujeres. De un año al otro, consiguieron empleo 37,800 hombres y 26,700 mujeres. Al menos hasta el año 2014, según el INEI, en­tre la población nacional en edad de trabajar predomi­naba la femenina (50.2%) y no la masculina (48.8%).

La desigualdad económica por razón de género todavía es un problema incluso en países desarrollados. Con­forme a un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 2015, la brecha global en los ingre­sos entre hombres y muje­res se situaba en 22.9%.

La informalidad

El economista César Ál­varez Falcón, profesor de Centrum Católica, señaló que existe una tendencia a superar “el machismo que todavía está presente en el país”.

Parte de la desigual­dad en los salarios, sostuvo, responde a la diferencia en las labo­res desempeñadas por hombres y mujeres, pues muchas de estas tienen trabajos informales o au­toempleos, lo que puede proporcionarles menores ingresos que los percibi­dos por sus pares.

TAMBIÉN PUEDES VER 

TAMBIÉN PUEDES LEER: