Llegaron a Perú por ‘vientre de alquiler’ y ahora podrían pasar hasta 25 años en prisión

El caso de los ciudadanos chilenos que intentaron salir del país con dos bebés, fruto de un procedimiento de maternidad subrogada, abre el debate sobre esta actividad.

Llegaron a nuestro país con la esperanza de tener en sus brazos a sus hijos recién nacidos, traídos al mundo a través de un denominado ‘vientre de alquiler, pero ahora viven la peor de sus pesadillas. Los ciudadanos chilenos Jorge Tovar Pérez (48) y Rosario Madueño Atalaya (46) fueron detenidos cuando intentaban sacar a sus mellizos del Perú.

Ahora ambos están recluidos en sendos penales, cumpliendo un mandato de prisión preventiva de 12 meses, y enfrentan graves acusaciones por presunto delito de trata de personas, lo que los puede llevar 25 años a la cárcel. Todo se debería a una falta de regulación de los procedimientos de maternidad subrogada (llamada ‘vientre de alquiler’) en nuestro país. Se considera como madre a la mujer que da a luz. Todo ocurrió el pasado 28 de agosto.

Abierto el debate

El caso ha abierto el debate de los denominados ‘vientres de alquiler’ en el Perú. Al respecto, la Defensoría del Pueblo estima que no se ha configurado el delito de trata de personas, en la modalidad de venta de niños, niñas y adolescentes. La entidad informó que a esa conclusión llegaron los funcionarios de la entidad tras una reunión sostenida con los familiares de la pareja y su abogado.

“La revisión de los documentos obtenidos nos lleva a señalar que los hechos no tipifican en el citado delito, debido fundamentalmente a que los niños serían fruto de un proceso de maternidad subrogada, situación que no se ajusta al ilícito penal que sanciona la venta de niños”, explicó el adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, Percy Castillo.

Por su parte, la Comisión de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad del Poder Judicial recordó que en casos de maternidad subrogada existe una jurisprudencia según la cual este procedimiento no está prohibido por la ley. Indicaron además que este tipo de procesos se han resuelto teniendo como norte el interés supremo del menor.

“Son nuestros hijos”

De acuerdo con información del diario La Tercera, de Chile, los detenidos declararon a la Policía peruana que la clínica Concebir les había ayudado a encontrar a la mujer que se ofreció para gestar a los bebés.

Rosario Madueño manifestó la clínica los contactó con una mujer llamada Isabel. Tras un examen físico y psicológico, determinaron que era idónea para el procedimiento. “La explicación es que son hijos de nosotros, pero a través de un vientre subrogado”, dijo Madueño. Además, siempre según La Tercera, ambos aseguraron que habían pagado 3 mil dólares por el procedimiento médico, y luego 1,200 dólares mensuales a la gestante. Sin embargo, esta afirmación fue rechazada por representantes del centro médico, quienes dijeron que ellos nunca conseguían el útero (para albergar los embriones).

Confiesa la gestante

En tanto, la mujer que llevó el embarazo reconoció no ser la madre de los mellizos y admitió que solo prestó su vientre para el procedimiento. “Lo único que quiero agregar es que yo no soy la madre de los niños. Los verdaderos padres son la señora Rosario Madueño y el señor Jorge Tovar. Ojalá se aclare de una vez, para que los bebés estén con sus papás”, fue parte de la manifestación de la mujer a la Fiscalía. Agregó que los embriones no eran suyos, sino de la pareja de chilenos.

Tovar actualmente permanece en el peligroso penal Sarita Colonia, del Callao, mientras que su esposa se encuentra en el penal de Ancón II.

LE HARÁN PRUEBA DE ADN

La pareja apeló la decisión de la Corte Superior del Callao y alegó que los niños son hijos biológicos de Jorge Tovar, y que nacieron por maternidad subrogada ante su imposibilidad de ser padres. De acuerdo con el medio de comunicación Bio Bio, de Chile, el diputado chileno Gabriel Silber anunció que se reunirá con el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Roberto Ampuero, para apoyar a sus compatriotas. El abogado de la pareja indicó que la Fiscalía ha aceptado que se realice una prueba de ADN al padre. Los niños permanecen en un albergue del Inabif.

TAMBIÉN PUEDES LEER: