Le espera prisión por no aclarar los aportes

Si no esclarece ingresos afrontaría 20 años de prisión, señala tributarista.

Para el abogado tributarista José Verona, la detención preliminar de diez días en contra de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, no se trata de un tema político o una venganza, como afirman los fujimoristas, por el contrario, obedece a una cuestión netamente tributaria y económica, aspectos que habrían sido valorados por el fiscal José Domingo Pérez para solicitar esta drástica medida.

El especialista precisó que, para que la ex candidata presidencial de la agrupación naranja recupere su libertad en el plazo establecido, que se inició el martes 10 de octubre luego de una resolución judicial de Richard Concepción Carhuancho, su defensa deberá presentar los documentos sustentatorios de cuáles fueron los orígenes de los aportes económicos a su millonaria campaña electoral.

Indicó que la exhaustiva investigación fiscal habría permitido establecer que los aportes declarados por el partido político no se ajustan a la verdad, habida cuenta que supuestos aportantes a la campaña habrían desmentido su donación económica y cobraría mayor fuerza las versiones de los ex funcionarios de la constructora Odebrecht que afirmaron haber aportado un millón doscientos mil dólares.

En opinión de Verona, en el peor de los escenarios para Keiko Fujimori, le esperaría 20 años de prisión. “Si su defensa no puede sustentar la procedencia de los ingresos económicos, que reportó serian producto de los famosos “cócteles”, su situación se tornaría muy grave, pues permanecería detenida pero esta vez bajo una prisión preventiva”, señaló.

El delito de lavado de activos se castiga con una carcelería de diez años y otros diez por organización criminal, detalló el tributarista.

TAMBIÉN PUEDES LEER: