OPINIÓN | Javier Zúñiga: La hipoteca inversa

Si bien se ha dicho que la entidad financiera, luego de fallecer el titular de la deuda, tomaría posesión de la propiedad como pago del crédito hipotecario
OPINIÓN | Javier Zúñiga: La hipoteca inversa OPINIÓN | Javier Zúñiga: La hipoteca inversa

 

El 21 de febrero de 2018, el Congreso aprobó la ley que dispone la creación de la hipoteca inversa (Ley 570/2016-CR), la cual entrará en vigencia en 90 días luego de su aprobación.

La hipoteca inversa es un financiamiento en el que una persona da como garantía su inmueble (casa) a una entidad financiera (banco), con la finalidad de obtener un crédito. Este crédito puede ser recibido como un ingreso mensual de manera vitalicia o hasta un tiempo determinado. La principal ventaja de la hipoteca inversa es que él o los propietarios pueden seguir usando el inmueble, incluso luego de haber culminado el pago del crédito. Al fallecimiento del titular, la propiedad pasa a manos de la entidad financiera, con el fin de cobrar el préstamo otorgado.

Si bien se ha dicho que la entidad financiera, luego de fallecer el titular de la deuda, tomaría posesión de la propiedad como pago del crédito hipotecario, también existe la posibilidad de que los herederos del fallecido opten por pagar la deuda, con el fin de mantener la propiedad.

Los requisitos para acceder a este instrumento son los siguientes: La propiedad esté asegurada contra todo tipo de daño y la tasación del inmueble se realice por dos entidades especializadas.

Una de las ventajas que posee este crédito es que los intereses a pagar solo se calculan sobre el crédito que efectivamente fue recibido por el titular; es decir, al fallecimiento del titular, los herederos en el caso de querer mantener la propiedad, solo pagarían los intereses sobre el dinero que recibió aquella persona y no sobre el monto a recibir pactado.

La hipoteca inversa contiene una gran cantidad de información que las personas deberán conocer antes de solicitarla. La ley que enmarca este crédito también exige que el cliente se asesore respecto al tema. Así, además de los requisitos señalados anteriormente, la persona que desee adquirir este crédito también debe demostrar que fue asesorada previamente por un experto, facultado por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), ajeno a la entidad financiera que brinda el servicio.

La hipoteca inversa es usada en varios países, como Estados Unidos, Inglaterra y España. Aunque las legislaciones no son las mismas en estos países, la idea es ofrecer un ingreso adicional a personas mayores que no pueden cubrir sus gastos con la pensión que reciben mejorando su calidad de vida.

TAMBIÉN PUEDES LEER: