Investigan a Lizbeth Robles por recorte de sueldo de exasesores

MP le abrió investigación preliminar por el presunto delito de concusión. La pena que le alcanzaría a la ‘Avenger’ sería de hasta ocho años, según especialistas.

El Ministerio Público inició una investigación preliminar por un plazo de 60 días contra la congresista Lizbeth Robles Uribe, por el presunto delito de concusión, esto tras la denuncia realizada por sus exasesores José Altez Rodríguez y Sara Milla Abarca, a quienes presuntamente la legisladora los obligó a entregar parte de sus remuneraciones.

Milla y Altez, dos extrabajadores del despacho de la parlamentaria del bloque del suspendido congresista Kenji Fujimori, acusaron a Robles y Edward Rojas, padre de los hijos de la legisladora, de haber realizado una maniobra para quedarse con el 50% de sus sueldos a cambio de que sean contratados como asesores I y II en el Parlamento.

En el documento Disposición N° 01-2018, de la Fiscalía de la Nación, deja en claro la participación de la congresista al citar las declaraciones de uno de los denunciantes:

“Así, días después -señala el declarante que fue citado por la congresista Lizbeth Robles-, indicándole que por la coyuntura política lo iban a reemplazar con un abogado que la asesore en los temas que iban a venir, pues ya se había retirado de Fuerza Popular; empero, siguió laborando pues había conversado con Rojas Rugel para que solucione el problema del cambio de asesor, negándose a pagarle los meses de enero y febrero, hasta que Edward Rojas fue a su casa indicándole que debía dos meses, contestándole que no tenía dinero, por lo que le dijo que renuncie, negándose a hacerlo, pidiéndole la devolución de sus aportes, a lo que esta persona le dijo que ya había gastado el dinero, siendo citado nuevamente por la congresista los primeros días de marzo, indicándole que lo iba a reemplazar con un abogado y que presentara su renuncia, hasta que se produjo una reunión en el despacho con participación de Edward Rojas…”. Otro de los denunciantes contó que ” el 29 de marzo del 2018, luego de terminar las visitas en Huacho, la congresista y su pareja la siguen prepotente e insistentemente a su hospedaje en el lugar, manteniendo una larga conversación discutiendo sobre su situación laboral, indicándole a la congresista que ella pagaba más del 50% para poder mantener el trabajo, a lo que la congresista no hizo ningún gesto de sorpresa…”.

Procedente

En un inicio, según los denunciantes, el acuerdo fue aceptado, pero cuando les empezaron a cobrar el 50% de sus aguinaldos y bonificaciones, incluyendo la de Navidad y escolaridad, decidieron denunciar públicamente a la legisladora.

Pese a que las denuncias contra Lizbeth Robles datan de hace casi un año y medio, la Comisión de Ética Parlamentaria recién ha declarado procedente abrir indagación contra la parlamentaria. El delito de concusión, según el Código Penal, por el que se investiga a Robles Uribe implica una pena privativa de la libertad no menor de dos ni mayor de ocho años.

Venganza

En diálogo con diario Exitosa, la legisladora del denominado bloque ‘Avengers’, se pronunció y aseveró que esta denuncia en su contra es por una represalia del fiscal supremo Tomás Aladino Gálvez, por la acusación constitucional que presentó hace unos días en su contra.

La parlamentaria, junto a su colega Maritza García, denunciaron al magistrado porque estaría implicado en los cuestionados audios del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Lo sindican de presuntamente interferir en las investigaciones desarrolladas contra la presunta organización ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’.

TAMBIÉN PUEDES LEER: