Exprocurador del MINDEF dice que ministro sabía que defendió a cómplice de Orellana

Vitocho adelanta que pedirá explicaciones al ministro. “Mañana quizás contratan hasta al mismo Orellana”, asegura.

Por: Jorge Chávez

Tras renunciar de forma irrevoca­ble a la procu­raduría del Mi­nisterio de Defensa, el abogado Héctor Gutié­rrez Quispe reveló que el titular del sector, Mariano Gonzales, sabía de su pa­sado y de la defensa que brindó a la empresaria Blanca Paredes Córdova, sindicada como cómplice principal de la red que di­rigió Rodolfo Orellana.

“Él (el ministro Mariano Gonzales) y todo el mun­do lo sabía. Salió en tele­visión pero no hay nada de malo en eso. Yo ejer­cí mi profesión (…) el mi­nistro me propuso y pasé por el filtro de un conse­jo que lo veía la ministra de Justicia (Marisol Pé­rez Tello) y dos asesores. Cumplí con todos los re­quisitos”, explicó en diá­logo con diario Exitosa.

En su defensa, Gutiérrez señaló que nunca ocultó los casos que llevó en su ejercicio privado del dere­cho ya que –a su juicio– no hay nada de malo en ello a pesar que algunos de ellos son polémicos.

“Soy una persona bue­na que quería entrar a ayu­dar al Estado, con todo este cargamontón siento que se me está discriminando (…) yo al ministro lo conozco y me llamaron sabiendo de mi experiencia. He

 partici­pado en decenas de desalo­jos”, señaló en referencia a la diligencia en el Camal de Yerbateros en 2009 usurpa­do por Blanca Paredes.

“SE NOMBRA A CUALQUIERA”

Al respecto, el legisla­dor Víctor Andrés García Belaunde, quien destapó la red de Orellana, se mostró indignado con la contrata­ción de Gutiérrez a pesar que este ya dio un paso al costado. “Mañana quizás contratan hasta al mismo Orellana (…) esto es su­mamente grave. Una per­sona que ha litigado con­tra el Estado no puede ser el abogado del Estado, esa organización criminal de la cual el señor fue miembro fraguó documentos y fir­mas, escrituras públicas y notarios”, refirió.

COMPARACIONES

Gutiérrez aseguró que en EE.UU. los abogados más capos contratados por cuestionados personajes son llevados a trabajar en el Estado. “Me parecería un lujo que el doctor Nakasaki sea abogado del Estado (…) yo podría pelear para quedarme pero soy leal y no quiero hacer problemas a los que depositaron su confianza en mí”, detalló.

TE PUEDE INTERESAR:

TAMBIÉN PUEDES LEER: