Exhortan al Congreso a evitar iniciativas que resten a la economía

Para avanzar hacia la consolidación fiscal del país es necesario que el Legislativo realice propuestas que representen un mayor gasto para el Estado.
Exhortan al Congreso a evitar iniciativas que resten a la economíaExhortan al Congreso a evitar iniciativas que resten a la economía Exhortan al Congreso a evitar iniciativas que resten a la economía

En la tarea de la consolidación fiscal, el Congreso de la República debe contribuir evitando iniciativas de incremento de gastos, de reducción de ingresos o de creación de nuevas exoneraciones, señaló el presidente del Consejo Fiscal del Perú, Waldo Mendoza, durante su presentación en la Comisión de Economía, Banca e Inteligencia Financiera del Parlamento.

La fase de consolidación fiscal que debe iniciarse no debe atentar contra el desempeño de la economía peruana, sostuvo.

“Elevar los ingresos, controlar el crecimiento del gasto agregado y priorizar el gasto de capital es la mezcla de política fiscal requerida”, destacó.

Como se recuerda, la trayectoria planteada por el Ministerio Economía y Finanzas (MEF) es que el déficit fiscal llegue a 3.5% del Producto Bruto Interno (PBI) este 2018 y baje hasta 1% del PBI al 2021.

 

Déficit y deuda

Mendoza resaltó que el déficit fiscal y la deuda pública se elevaron en alrededor de cinco puntos del Producto Bruto Interno (PBI) en los últimos cinco años, debido básicamente al descenso equivalente de la recaudación.

“Hubo cinco años de posición fiscal expansiva. Esta política hubiese sido más efectiva con un énfasis mayor en el gasto de capital”, señaló en la presentación del Informe Anual 2017: ‘Finanzas públicas en el Perú: efectividad y sostenibilidad’.

En el Proyecto de Ley N° 2791, presentado recientemente por el Poder Ejecutivo al Congreso para pedirle a este último le otorgue facultades para legislar, se expone que “en 2017, el déficit fiscal preliminar del Sector Público No Financiero (SPNF) fue de 3,1% del PBI, el más alto en 17 años. Este déficit ha estado acompañado de una mala combinación de instrumentos fiscales: incremento del gasto corriente, junto con un menor gasto de capital y reducción de ingresos fiscales”.

Mendoza afirmó que la deuda pública se incrementó, pero aún se encuentra en un nivel relativamente bajo. “Es algo que hay que preservar, pues abarata el costo del endeudamiento público y privado”, añadió.

Refirió que una menor expansión del PBI y más gastos de naturaleza permanente pueden elevar la deuda por encima del 30% del PBI y en el extremo, hacerla insostenible.

TAMBIÉN PUEDES LEER: