Estados Unidos abandona el Consejo de DD.HH. de la ONU

Harto de reclamos. La medida se habría tomado en represalia a las continuas críticas de las Naciones Unidas a la política antimigratoria de Trump.
Estados Unidos abandona el Consejo de DD.HH. de la ONU Estados Unidos abandona el Consejo de DD.HH. de la ONU

 

El gobierno de Estados Unidos anunció ayer que oficialmente se retira del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, acusando al organismo de parcialidad contra Israel, aliado de EE.UU., y de no responsabilizar a quienes cometen abusos contra los derechos humanos.

“Organización hipócrita”

El anuncio fue realizado por la representante estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, quien calificó a esa instancia como un “nido de motivaciones políticas”. “Tomamos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en sí misma que hace una burla de los derechos humanos”, expresó.

Hablando desde el Departamento de Estado, donde se le unió el secretario de Estado Mike Pompeo, Haley defendió la medida para retirarse del Consejo, diciendo que los llamamientos de Estados Unidos a la reforma no fueron escuchados.

“Los que abusan de los derechos humanos continúan en el consejo y son elegidos para estar en él”, dijo Haley, que enumeró las quejas de EE.UU. con el organismo. “Los regímenes más inhumanos del mundo continúan escapando a su escrutinio, y el consejo continúa politizando el uso de chivos expiatorios de países con antecedentes positivos de derechos humanos en un intento de distraer a los abusadores en sus filas”, señaló Haley haciendo referencia a la situación de países como China, Venezuela y Cuba.

Medida en represalia

Se trata de una medida inédita. Nunca antes –desde su formación en 2006– un país había abandonado voluntariamente esta instancia. El anuncio, además, viene a sentar un paso más en la política de Trump de retirarse de foros y acuerdos internacionales, como ya lo hizo con la Unesco, el acuerdo nuclear con Irán y el acuerdo de París sobre el clima.

La medida se produce luego que el alto comisionado de la ONU, Zeid Ra’ad al-Hussein, llamara a Washington a detener esta política antimigratoria “irracional” y “cruel” que ha separado a más de dos mil niños refugiados de sus padres cuando estos intentaban cruzar ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos.

Los activistas de derechos humanos temen que una retirada de Washington afecte a los fondos del Consejo, dado que el gigante norteamericano hace aportaciones para que sus mecanismos de investigación y supervisión en el mundo puedan operar.

TAMBIÉN PUEDES LEER: