OPINIÓN | Moisés Rojas: ¿Eres un “conserva”?

Segunda pista: si te molestó el caos por la toma y no entendiste que los estudiantes debieron gritar para llamar la atención, entonces eres un “conserva”.
OPINIÓN | Moisés Rojas: ¿Eres un “conserva”? OPINIÓN | Moisés Rojas: ¿Eres un “conserva”?

Tras la toma de la universidad San Marcos, varios han cuestionado la medida implementada por los estudiantes: “¡horror!, ¿cómo pueden bloquear las puertas? ¡Están afectando a otros estudiantes!”. Seamos sinceros, en el fondo a esta gente le incomoda que se hablen de derechos, que se le exijan deberes al Estado, y que exista una masa crítica que cuestione la realidad de las cosas. Los guardianes del status quo odian cualquier gesto de disconformidad. Son los conservadores.

Si tienes dudas sobre si eres uno de ellos, aquí te doy algunas pistas. Tomemos como ejemplo la toma de San Marcos ¿cómo actuaste? Primera pista: si frente a la toma te quedaste únicamente en la forma y no te importaron las razones de los estudiantes, entonces eres un “conserva”. Ellos distraen la atención, cuestionando únicamente las formas del reclamo. Contribuyen a no discutir los problemas de fondo. Se golpean el pecho supuestamente indignándose por la violencia de las manifestaciones, pero no les interesa para nada la violencia sistemática de la mala educación, de la denigrante salud o del pésimo transporte.

Segunda pista: si te molestó el caos por la toma y no entendiste que los estudiantes debieron gritar para llamar la atención, entonces eres un “conserva”. Un “conserva” no es solidario con las luchas de otros. Cree que son inútiles. Pero si se ve la historia, casi todos los derechos fueron gestados desde abajo, como resultado de manifestaciones y luchas ciudadanas.

Tercera pista: si opinaste que la gente no debe pedirle nada al Estado o que es una “conchudez” exigirle derechos, entonces eres un “conserva”. Ellos dejan entrever que resuelven todos sus problemas con sus propias manos, pero no reconocen que mucha gente en el Perú depende de los servicios estatales (hospitales, colegios, universidades, institutos, seguridad) financiados con dinero público. ¿Acaso no es razonable exigir que funcionen bien? Cuarta pista: si tildaste de arranque a los manifestantes de San Marcos de “vagos”, “terrucos”, “inútiles”, “estudiantes eternos”, etc., entonces eres un “conserva”. Otra vez: ellos buscan deslegitimar al mensajero para no afrontar sus cuestionamientos.

Somos un país conservador. Necesitamos valorar las pequeñas resistencias críticas. A ellos la historia les debe la conquista de muchos derechos. Los “conservas”, en cambio, anclados en el pasado, quieren que todo siga igual.

TAMBIÉN PUEDES LEER: