El rescate: la ‘operación Entebbe’

La película está basada en los eventos ocurridos en 1976, cuando un grupo terrorista secuestró un avión con 260 de rehenes y lo desvió a Uganda.
El rescate: la 'operación Entebbe' El rescate: la 'operación Entebbe'

Uriel Linares García*

Inicia tu día, detienes la alarma de tu reloj y decides bañarte, comer un poco y por supuesto, una caliente taza de café. Tomas tus maletas y partes rumbo al aeropuerto, tras la espera por fin abordas, te pones cómodo y a la mitad del trayecto una voz en todo el avión resuena diciendo: “este avión será secuestrado, guarden la calma, no buscamos hacerles daño, su nuevo destino será Entebbe, Uganda”. La ‘Operación Entebbe’ realmente sucedió en 1976, revolucionarios alemanes y palestinos tomaron el control de un avión con 248 pasajeros y 12 tripulantes de Air France y de esto trata la cinta El rescate, la resistencia y fortaleza inquebrantable del ser humano fue puesta a prueba una vez más.

La historia es dirigida por José Padilha, cineasta brasileño conocido por llevar a la gran pantalla Tropa Élite (2007) y la última versión de Robocop (2014). Al tratarse de un drama basado en hechos reales que duró 7 días, el inicio de la película es lento y repetitivo, se dieron a la tarea de poner en contexto al público explicando los pros y contras del movimiento de liberación palestina, cómo dos ciudadanos alemanes, Brigitte Kuhlmann (Rosamund Pike) y Wilfried Böse (Daniel Brühl) decidieron unirse plenamente a esta ideología y así llegar por fin a la planeación y ejecución del secuestro. Para cualquier espectador ajeno a estos temas álgidos de la política internacional, es muy probable que se sienta perdido y un tanto aburrido.

Terroristas distintos

Sin embargo la mentalidad de los responsables, al menos de los alemanes, es sumamente distinta a lo acostumbrado en la pantalla grande, ellos de manera inocente buscaron llamar la atención del mundo entero al ejecutar su plan, jamás buscaron hacerle daño a ninguna persona (según la cinta); este planteamiento crea cierta incertidumbre e interés, es normal que al enterarte de un acontecimiento de esta índole, de manera inmediata pienses en ver rostros mal encarados, un extenso armamento y actitudes violentas, sin embargo en la cinta son escasos estos hechos, de un modo u otro, se alejaron algunos pasos del estereotipo para brindar una perspectiva diferente de lo usual.

Las actuaciones principales de Rosamund Pike y Daniel Brühl mantienen cierta atmósfera tensa en el metraje, dejan claro que sus personajes son ajenos al comportamiento militar, por tal motivo su mayor arma está en sus pensamientos e ideales. De manera particular, Brühl tiene altibajos interpretativos, por momentos logra establecer una conexión con todos aquellos espectadores y es posible entender sus preocupaciones y cómo el horror se iba apoderando de su cuerpo, sin embargo también existen momentos en los cuales presenta el mismo rostro inexpresivo, esto lleva a tener un sube y baja para el espectador y hará que salga de la sala de cine con un extraño sabor de boca, no satisfizo por completo, pero tampoco arruinó la cinta, se vuelve algo ambivalente.

Centrada en lo emocional

La cinta busca presentar otra perspectiva desde el lado emocional de todos los personajes involucrados, por tal motivo, también se da tiempo de incluir una historia paralela al secuestro del avión de Air France, plantea la vida de una joven pareja, un militar y una bailarina de danza contemporánea, quien por razones obvias, terminará involucrada de cierta manera con los hechos en Entebbe. Esta decisión fue acertada, mantiene su perfil humano y no bélico, hizo lo posible por arrojar sentimientos antes que municiones.

El rescate (7 days in entebbe) es una cinta bélica en apariencia, claro, hay enfrentamientos armados entre la milicia y revolucionarios, sin embargo el estilo empleado por parte de su director, busca explorar las emociones experimentadas en estos momentos álgidos, los secuestradores también tienen pensamientos y sienten el mismo terror que las víctimas, sus actos van en contra de la humanidad, sin embargo siguen siendo parte de ella. Las interpretaciones no son lo suficientemente atractivas para robarse la película, pero el libreto y la mano de Padilha tienen la dosis necesaria para que la cinta no se vuelva aburrida y capte la atención del público.

* (Nota aparecida en Www.control-total.net)

TAMBIÉN PUEDES LEER: