El 94% de las llamadas a la Línea 100 son de broma o para acosar a trabajadoras

El colmo. Herramienta de ayuda a víctimas de violencia sexual y familiar es utilizada por inescrupulosos para hostigar a las empleadas del Ministerio de la Mujer.

La Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) registró un importante número de atenciones efectivas. Sin embargo, esa cifra es ínfima en comparación a las llamadas de broma que reciben, donde incluso las trabajadoras son víctimas de acoso.

El coordinador de la Línea 100, Óscar Vizcarra, informó a diario Exitosa sobre el mal uso que se hace del servicio de ayuda a las víctimas de violencia. Como muestra de ello, hasta junio de este año de las 609,975 llamadas que presentaron, el 94% eran perturbadoras.

“Es decir, hubo 576 mil 356 llamadas que fueron realizadas por personas que marcaron el número con el ánimo de insultar u ofender a los trabajadores. Asimismo, como acá atienden también señoritas, sujetos las han llamado para ‘jugar’ o molestarlas”, precisó.

Reducido número de efectivas

En este marco, la autoridad sostuvo que apenas el 6% de las llamadas atendidas por la Línea 100, es decir, 33,619, resultaron en una atención efectiva. Se trata de las personas que sí eran víctimas de violencia, ya sea del tipo sexual, física o psicológica.

“Luego de realizada la llamada, nosotros dividimos el caso reportado por su tipo de riesgo. Si es de riesgo severo, el Centro de Emergencia Mujer se acerca hacia donde está la víctima para ofrecerle los servicios legales, médicos, etc.”, explicó Vizcarra.

Retroceden y no denuncian 

Por el contrario, cuando es un caso de riesgo leve o moderado, como por ejemplo violencia que incluye maltrato psicológico, el personal orienta a que la víctima acuda a los centros de emergencia. No obstante, el representante del MIMP apuntó que, por lo general, no lo hacen.

La encargada del área de Incidencia Jurídica del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex), Elida Guerra, atribuyó este problema a la falta de confianza que tiene la víctima de violencia en la Línea 100.

“La Línea 100 no es servicio telefónico muy difundido. Esto hace que la persona que llama no tenga la certeza de qué sucederá posteriormente con su denuncia. Simplemente, consideran que la llamada no tendrá mayores consecuencias para el agresor”, argumentó.

Las víctimas también son hombres  

Según el registro del ministerio, el 75% de las llamadas que fueron atendidas por la Línea 100, y en donde se reportó casos de violencia, corresponde a mujeres. En tanto, el 14% tenía como víctimas a varones de distintas edades y el 13% a personas que no pudieron ser identificadas.

Asimismo, la estadística señala que el principal motivo de consulta está relacionado con la violencia física, con un 50%. Le sigue la violencia psicológica, con un 27%, y sexual con el 10%.

Por último, la mayor cantidad de llamadas telefónicas que recibió el MIMP, a través de la herramienta, provino de Lima Metropolitana (18,234); seguido del Callao (1,754), La Libertad (1,432), Piura (1,410) y Arequipa (1,301).

Los niños buscan ayuda  

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables reveló que a junio de este año, del total de 33,619 personas que hicieron una consulta efectiva a la Línea 100, 62 corresponden a niños de 6 a 11 años, mientras que 109 eran de menores de entre 12 a 14 años. El resto de las comunicaciones tenían como víctimas a jóvenes de entre 18 a 29 años (6,792), adultos de 30 a 59 años (18,831), así como personas de la tercera edad (1,206).

TAMBIÉN PUEDES LEER: