11 Nov, 2017

Destapan relaciones gay en un seminario juvenil del Vaticano

Gianluigi Nuzzi, autor de polémicos libros sobre la Santa Sede, publica un nuevo texto que aborda la homosexualidad en la curia

Roma (Agencias)

El periodista italiano Gianluigi Nuzzi, que fue juzgado en el pasado por el Vaticano por publicar documentos confidenciales conocidos como ‘Vatileaks’, ha escrito un nuevo libro en el que denuncia una serie de pecados católicos, como sexo gay en el seminario juvenil de la Santa Sede.

Pecado Original, es el nombre de esta obra que salió a la venta el jueves. El libro también reproduce documentos del banco del Vaticano, agitado por escándalos, que revelan la existencia de cuentas multimillonarias a nombre de los papas Pablo VI y Juan Pablo II, así como de sus secretarios privados. Alega que poderes ocultos en la Santa Sede bloqueaban las reformas del papa Francisco y su predecesor Benedicto XVI.

Sexo con menores

Este texto recopila años de revelaciones sobre la subcultura gay del Vaticano. En particular entre las nuevas tramas que descubrió Nuzzi, después de tantos antecedentes escandalosos, destaca la carta y el testimonio de un exseminarista gay de origen polaco, Kamil Tadeusz Jarzembowski. Durante sus estudios en el preseminario San Pío X, que tiene su sede en el Palacio de San Carlo, entre los muros del Vaticano, el joven fue testigo de “los abusos en su dormitorio a otro seminarista, en más de 140 ocasiones”.

Los hechos se remontan a los años 2013-2014 –entre el final del papado de Benedicto XVI y comienzos del de Francisco–, cuando la víctima tenía “entre 17 y 18 años”. Sobre el agresor (ahora sacerdote), señalado de buscar sexo oral con jóvenes, el polaco dijo que era un huérfano apadrinado por el rector, que tenía bastante prestigio en percepción de los nuevos seminaristas, como un individuo protegido. Aunque no tenía en aquel entonces ningún puesto oficial en la jerarquía de la Iglesia, poseía “cierta autoridad y la capacidad de hacerse temer entre los seminaristas más jóvenes”.

Francisco y el Vaticano contra las cuerdas

Los hechos descritos afectan al renombre del papa Francisco por dos razones. Ante todo, porque la víctima le relató la historia en persona durante la audiencia del pasado mes de mayo en la plaza de San Pedro, o sea, antes de que el agresor fuera ordenado sacerdote. Segundo, porque Jarzembowski durante años intentó informar a los superiores del rector sobre lo que había visto, pero terminó siendo expulsado del preseminario poco antes de finalizar sus estudios.

En los comentarios ofrecidos a la prensa Nuzzi dijo que sus abogados entregaron en mano un ejemplar al fiscal en lo penal del Vaticano y señaló que al menos uno de los seminaristas era menor de edad cuando se produjeron los hechos denunciados.