Denuncian a 22 funcionarios del MTC y Ositran por adendas a Odebrecht

Procuraduría se constituye como actor civil y acusa a servidores públicos por presuntamente favorecer a empresa brasileña, causando un perjuicio de 181 millones de dólares.

La Procuraduría Ad Hoc para el caso Lava Jato se ha constituido como actor civil en la investigación contra 22 exfuncionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte (Ositran), acusados de presuntamente perjudicar económicamente al Estado por 182 millones de dólares, al firmar ocho adendas al contrato de concesión del Tramo 2 de la Interoceánica Sur que favorecieron ilegalmente a la constructora Odebrecht.

De acuerdo a la resolución N° 07 en el expediente 26-2018, del 27 de agosto, el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria del Sistema Anticorrupción declaró fundado el requerimiento de la Procuraduría, que estableció como monto de postulación de la reparación civil la suma de USD 182’185,907.28 por concepto de daño patrimonial.

Los investigados fueron acusados por la Contraloría General por presuntamente favorecer a la constructora brasileña Odebrecht, que estuvo compuesta por las empresas peruanas Graña y Montero, JJC Contratistas e Ingenieros Civiles y Contratistas Generales SA (ICCGSA), en 2005, en el gobierno de Alejandro Toledo.

Observaciones

Fue la Contraloría que documentó cuatro observaciones a la concesión que obtuvo el consorcio liderado por la brasileña Odebrecht. La primera resalta que el Estado pagó en exceso 101 millones de dólares por obras que no cumplían con las condiciones pactadas en el contrato de concesión, en las zonas de Hualla Hualla, Huayllayoc y Ocongate (Cusco).

La segunda apunta a costos sobrevalorados de materiales y disminución de rendimiento de equipos, que generaron un presunto perjuicio económico de más de 57 millones de dólares.

Asimismo, la tercera observación fue que la culminación de la obra se incrementó sin sustento el porcentaje de gastos generales de 27% a 35.5%, mediante la suscripción de una de las ocho adendas aprobadas por el Estado en este proyecto, causando un perjuicio de 21 millones de dólares.

Por último, la entidad fiscalizadora detectó que el consorcio y el Estado no suscribieron un acuerdo para dar inicio a la etapa de cobro de peaje y pesaje, dejando de percibir 4 millones de soles que debían reducir el pago por mantenimiento y operación.

Cabe recordar que el exfuncionario de Odebrecht, Jorge Barata, declaró a los fiscales peruanos que por esta obra entregaron un soborno a Alejandro Toledo de 20 millones de dólares para verse beneficiados en la entrega de la concesión.

 

EXSERVIDORES EN LA MIRA

Entre los implicados están: Héctor Martín Kuang Salas, Roger Fernando Llanos Correa, Luigi D’alfonso Crovetto, Juan Carlos Polo Puelles, Carlos Alberto Aguilar Meza, Wilber Javier Pérez Alata, Wilfredo Becerra Silva, Augusto Martín Pehovaz Carreño, Dante Rodríguez Mogrovejo, Luis Alberto Taipe Silva, Víctor Raúl Vallejos Vallejos, entre otros.

TAMBIÉN PUEDES LEER: