Declaran nula sentencia que absolvió a Adriano Pozo Arias

Caso se tendrá que ventilar en un nuevo juicio.

Tres años después de la agresión que sufrió Arlette Contreras a manos de su entonces pareja, Adriano Pozo Arias, la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte declaró nula la sentencia que absolvía a su agresor por los delitos de violación y feminicidio en grado de tentativa. La resolución también dispuso la apertura de un nuevo proceso.

El caso se remonta al 12 de julio del 2015, cuando Pozo Arias fue grabado, desnudo, mientras golpeaba y arrastraba de los cabellos a la joven en la recepción del hotel Las Terrazas de Huamanga, en Ayacucho. El video dio la vuelta al mundo, como un reflejo de la violencia que sufrían las mujeres en el territorio. A raíz del hecho, el sujeto estuvo 11 meses de prisión.

Pero el caso no terminó allí, porque en julio del 2016 salió en libertad tras ser condenado a un año de prisión suspendida por el delito de lesiones leves. La Corte Superior de Justicia de Ayacucho, la que deliberó en el caso, argumentó que el acusado estaba ebrio en el momento en que ocurrieron los hechos y consideró esa condición como un atenuante.

En noviembre del 2016, la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Ayacucho anuló la sentencia y dispuso que el caso regrese a foja cero. Así, en febrero del 2017, inició un nuevo proceso que, el 16 de febrero del presente año, concluyó con la absolución del agresor.

Cuando todo parecía perdido, en setiembre de ese año la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema transfirió el caso a Lima, a fin de garantizar “la independencia e imparcialidad” del proceso. Es precisamente esa sala la que declaró ayer que el caso se vea en un nuevo juicio. En la audiencia no estuvo presente Pozo Arias.

“Un nuevo juicio determina una revictimización. Ella no tiene nada más que probar, no tiene nada más que declarar. Esperábamos la revocatoria de la absolución y la condena”, expresó la abogada de Contreras. Esta, por su parte, se abstuvo de declarar y solo atinó a mostrar un cartel con la frase “Nuevo juicio, más maltrato”.

TAMBIÉN PUEDES LEER: