Edic. Impresa

Condenan a Abimael Guzmán y cúpula de SL a cadena perpetua por atentado en Tarata

By Miguel Angel Candia

September 12, 2018

Después de 26 años, la cúpula de Sendero Luminoso (SL), cuyo cabecilla era Abimael Guzmán Reynoso, fueron condenados a cadena perpetua por el delito de terrorismo en el atentado en la calle Tarata, ocurrido el 16 de julio en 1992, que dejó a 25 personas fallecidas y varios heridos.

Luego de que concluyera el juicio oral, que duró 20 meses y 66 audiencias públicas, los jueces del Colegiado A de la Sala Penal Nacional, René Martínez Castro, Edhín Campos Barranzuela y Hans Contreras Cuzcano, dictaron esta sentencia histórica un día antes de conmemorar la captura de Guzmán Reynoso y parte de la cúpula de SL, ocurrida hoy 12 de setiembre de 1992.

La condena contra los implicados en este atentado terrorista recayó en Abimael Guzmán, Elena Yparraguirre Revoredo, Osmán Morote Barionuevo, Florindo Flores Hala, Óscar Ramírez Durand, María Pantoja Sánchez, Laura Zambrano Padilla, Florentino Cerrón Cardoso, Edmundo Cox Beuzeville y Margot Liendo Gil.

Cabe indicar que Morote y Liendo, que se encontraban con arresto domiciliario, fueron detenidos e internados a un establecimiento penitenciario.

Absueltos

El colegiado absolvió a Elizabeth Cárdenas Huayta. Además, todos fueron absueltos por el delito de tráfico ilícito de droga.

En el caso de Moisés Limaco Huayascachi, la sala reservó su juzgamiento por ser reo contumaz y dispuso su captura a nivel nacional e internacional.

Reparación civil

Respecto a la reparación civil, los sentenciados deberán pagar dos millones de soles a los deudos de las víctimas, los cuales deberán ser abonados solidariamente. Los abogados de todos los condenados rechazaron el fallo y anunciaron que presentarán recurso de nulidad.

La tesis del Ministerio Público y la Procuraduría Antiterrorismo es que a pesar de que los altos mandos de Sendero Luminoso estaban presos durante el atentado a Tarata, por esos años la agrupación terrorista tenía tomada las cárceles mediante ‘Las Trincheras Populares’. Desde ahí, según la Fiscalía y Procuraduría dirigían sus operaciones.

En ese sentido, el tribunal argumentó que “está acreditado” que los acusados eran miembros del Comité Central de Sendero Luminoso, “órgano de decisión que ordenó y aprobó el atentado con un coche bomba”. Además, manifiesta que el atentado “no es un error, un hecho fortuito o un caso aislado”, como alegaban los abogados de los procesados.

EL TERRIBLE ATENTADO

El 16 de julio de 1992, antes del ataque en Tarata, hubo pequeñas detonaciones en diferentes calles de Miraflores, incluso en comisarías. A las 21:30 horas, un vehículo cargado con 400 kilos de dinamita y anfo fue abandonado al pie de un edificio en la calle Tarata. La ubicación era estratégica para los senderistas, pues daba a una de las caras laterales del Banco de Crédito. Cobró la vida de 25 personas.