20 Nov, 2017

COLUMNA | Tineo Rendón : “Anthrax: El regreso de los reyes de la velocidad”

“Desde sus inicios Anthrax aportó refrescantes dosis de humor, soltura y versatilidad a un género más bien caracterizado por ser duro y poco receptivo"

En sus más recientes conciertos la banda norteamericana Anthrax se concentra en interpretar aquellas contundentes canciones grabadas entre 1983 y 1990, época en la que se convirtieron en uno de los cuatro grupos más importantes de thrash metal, junto a Megadeth, Slayer y Metallica, conocidos como los Big Four. Himnos del pogo y la catarsis metalera como Indians, Madhouse, Antisocial, Efilnikufesin o Caught in a mosh son tocados con la misma intensidad y entrega de siempre, como si los años no hubieran pasado. Definitivamente, los neoyorquinos saben lo que su público quiere.

Desde sus inicios Anthrax aportó refrescantes dosis de humor, soltura y versatilidad a un género más bien caracterizado por ser duro y poco receptivo al cruce con otras vertientes musicales. Desde sus primeros covers de Alice Cooper o Discharge hasta los rapeos del single I’m de man de 1987 o su colaboración con Public Enemy para el tema de 1991 Bring the noise, el quinteto rompió los esquemas del metal sin abandonar sus fronteras.

Scott Ian (guitarra) y Charlie Benante (batería) fundaron la banda en 1981 junto a Dan Lilker (bajo). Luego de varios cambios de integrantes, Anthrax lanzó Fistful of metal (1984) con Neil Turbin (voz) y Dan Spitz (guitarra) como miembros estables. Poco después, Frank Bello –que trabajaba para el grupo como técnico de guitarras- ocupó el lugar de Lilker en el bajo y Turbin fue reemplazado por Joey Belladonna, redondeando así su formación clásica.

Leyendas del rock duro

Los siguientes álbumes convirtieron a Anthrax en leyendas del rock duro: Spreading the disease (1985), Among the living (1987), State of euphoria (1988) y Persistence of time (1990) son puro vértigo y adrenalina musical. El alto registro vocal de Belladonna aumentaba emoción a los frenéticos solos de Spitz y los gruesos riffs de Ian, mientras que la locomotora de cuatro cuerdas de Bello se entrecruzaba con la demoledora batería de Benante, considerado el mejor doble bombo del planeta en varias oportunidades. Sobre el escenario, la banda era un derroche de energía y carisma, manteniendo a los headbangers al tope con sus saltos, desplazamientos y esos roncos coros de Bello e Ian, semejantes a gritos de guerra.

La década siguiente trajo algunos cambios que generaron resultados poco auspiciosos. Tras la salida de Belladonna, la banda modificó drásticamente su sonido, acercándose al grunge y al metal alternativo. Con John Bush (ex Armored Saint) en los micrófonos y varios reemplazantes de Spitz, Anthrax lanzó cinco interesantes álbumes entre 1993 y 2003, los cuales dividieron a la prensa especializada y ocasionaron abierto rechazo entre sus seguidores más antiguos.

Paralelamente, Scott y Charlie compartían su trabajo en Anthrax con Stormtroopers Of Death –o simplemente S.O.D.- cuarteto que habían formado en 1985 junto a Dan Lilker y el cantante Billy Milano, con el que lanzaban agresivos bombazos de thrash y hardcore punk.

Anthrax llegó al Perú por primera vez en el 2005, con John Bush como vocalista y Joey Vera en el bajo (Bello se había apartado por motivos personales). Dos años después, la alineación clásica –Belladonna, Spitz, Ian, Bello y Benante- se reunió para conmemorar los 30 años de su emblemático disco Among the living, tocándolo completo en varias ciudades de los EE.UU. Aunque la agenda de conciertos se mantuvo activa, la banda no produjo ningún material nuevo esos años.

Belladonna de regreso

La segunda década del siglo 21 trajo de vuelta a los reyes de la velocidad. Luego del multitudinario concierto de los Big Four en el Festival Sonisphere 2010, transmitido en simultáneo en 800 salas de cine de EE.UU., Canadá, Europa y Latinoamérica, la banda anunció el regreso definitivo de Joey Belladonna y, desde entonces han grabado dos álbumes, Worship music (2011) y For all kings (2016), con Johnatan Donais en la primera guitarra, en los que dan cátedra de thrash y groove metal. A mitad de camino, en el 2013, editaron el EP Anthems, homenajeando a influyentes bandas como Rush, Ac/Dc, Boston, Cheap Trick, Journey y Thin Lizzy.

En recientes declaraciones, Scott Ian comentó que el futuro de la banda está lleno de proyectos y novedades: “Tras la gira por Sudamérica seguro tomaremos un descanso pero de todas maneras estamos listos para preparar nuevas canciones”. Una buena noticia para los fanáticos de esta carismática e incansable banda de guerreros del metal.

LEYENDA: Entre 1991 y 2004, la banda vendió 3’5 millones de copias únicamente en los Estados Unidos y 10 millones en todo el mundo

LEYENDA: Anthrax nació en Queens, New York City, el 18 de julio de 1981.

#Tags Relacionados