27 Nov, 2017

COLUMNA | Jorge Tineo Rendón | Malcolm Young (1953-2017): El poder en la sombra

Para el público ordinario, sin embargo, no era tan evidente. Malcolm, aferrado a sus fantásticas guitarras Grestch Jet Firebird y delante de una montaña de amplificadores
Malcolm Young - poder en la sombra
Malcolm Young - poder en la sombra

Revisando videos de las actuaciones en vivo de AC/DC, con el panorama que brinda haber dejado de ser un simple oyente para analizar y comprender las motivaciones de cada artista, es fácil darse cuenta de que Malcolm Young era el verdadero motor que hacía avanzar esta locomotora que conquistó al mundo desde Australia durante más de cuarenta años. Él ejercía el poder en la sombra.

 

Para el público ordinario, sin embargo, no era tan evidente. Malcolm, aferrado a sus fantásticas guitarras Grestch Jet Firebird y delante de una montaña de amplificadores, mantenía perfil bajo mientras sostenía con sus potentes riffs las humeantes descargas de blues, boogie y rock del quinteto, y supervisaba los arrebatos de su hermano Angus, dos años menor que él, su antítesis sobre el escenario.

 

Angus se bajaba los pantalones en público, tocaba sobre los hombros del cantante y lanzaba electrizantes solos mientras hacía sus incontrolables pataletas o recorría la tarima imitando el paso-de-pato de Chuck Berry. Mal, desde atrás, observaba todo lo que el extravertido guitarrista vestido de escolar era capaz de hacer para entretener a la gente.

El que marcaba la pauta

“Si algo sale mal durante un ensayo, Malcolm me quita la guitarra y toca el solo mejor que yo”, contó alguna vez Angus Young, dejando claro quién mandaba tras bambalinas. Angus y Malcolm Young fundaron AC/DC en 1973, a los 18 y 20 años respectivamente, una década después de haberse establecido con sus padres en Sydney, Australia, provenientes de Escocia, su país natal. Y si bien ambos escribieron toda la música que ha grabado la banda hasta el año 2014, era Malcolm quien marcaba la pauta y la dirección que debía seguirse.

“Él sabe más de producción que yo –continúa Angus- y es capaz de escuchar detalles imposibles para un oído normal”. Cuando la disquera les sugirió que modificaran su sonido para encajar con el glam metal de los ochenta, Malcolm se paró delante de los ejecutivos encorbatados y les dijo: “Esto es lo que tenemos y no vamos a cambiar nada”.

Más que una banda, una familia

Pero Malcolm no solo protegía al grupo en lo musical y artístico. Para él AC/DC era una familia. “Lo primero que hizo Mal cuando me dieron el trabajo -cuenta el vocalista Brian Johnson, que llegó en 1980 para reemplazar al fallecido Bon Scott- fue llevarme a su casa para presentarme a sus padres y luego me pidió que le presente a los míos. Jamás olvidaré ese gesto”.

Su muerte no solo ha enlutado a los fans de la banda sino también a la comunidad musical. Personajes como Dave Mustaine (Megadeth), Paul Stanley (Kiss), Eddie Van Halen y Slash expresaron su dolor en las redes sociales, y coincidieron en considerarlo “la mejor segunda guitarra de la historia” y “el alma y corazón de AC/DC”.

 

Desde su aparición AC/DC se convirtió en una de las bandas favoritas por su sonido rudo y directo, una inyección de gasolina a la vena de los amantes del buen rock ‘n roll con canciones como Highway to hell, T.N.T., Riff raff, Back in black, Hells bells, For those about to rock, Nervous shakedown, Who made who, You shook me all night long, Thunderstruck, entre muchas otras, que fueron sinónimo de fiestas, motores y buena música.

“Solo quedamos los Stones y nosotros”

Todos esos inolvidables riffs nacieron de la prolífica complicidad de los hermanos Malcolm y Angus, que tenían muy claros sus objetivos musicales. “Ya no hay grupos de rock ‘n roll –declaró Malcolm en los noventa- solo quedamos los Stones y nosotros”.

 

En el 2014, Malcolm renunció a AC/DC tras ser diagnosticado con demencia, “una enfermedad silenciosa que nadie puede ver ni tocar”, como declarara recientemente  Johnson, quien también se alejó por serios problemas auditivos. Sin embargo, tuvo tiempo para terminar de escribir la música de los once temas que conformaron Rock or bust, el décimo sexto y último álbum de AC/DC, y siguió de cerca el proceso de grabación de este disco lanzado ese mismo año. Su sobrino Stevie Young ocupó su lugar en los estudios y la gira promocional en esa ocasión.

 

Malcolm Young (64) falleció el pasado 18 de noviembre, dos semanas después que su hermano George (70), quien produjera los primeros álbumes de AC/DC. Lo hizo rodeado de sus familiares más cercanos. Este martes 28 se realizarán sus funerales en Sydney.