11 Ene, 2017

Chavismo se queda en el poder

Llega la fecha esperada por el oficialismo que hace imposible referendo revocatorio.

 Caracas (Emol/AFP) – El martes 10 de enero de 2017 era considera­da una fecha fatal para la oposición venezolana en su afán por forzar un re­feréndum revocatorio en contra del presidente Ni­colás Maduro. Pero ese día ya pasó y aún no hay proceso alguno en contra del mandatario para sa­carlo del país, sumido en una crisis política, econó­mica y social.

NO HABRÁ ELECCIONES

De acuerdo a la Cons­titución venezolana, en caso de que el mandatario sea destituido, se debe to­mar en cuenta si este he­cho ocurrió antes o des­pués de cumplirse 2/3 de su mandato que dura 6 años, es decir, 4 años.

Es por eso que, en esta situación, si la des­titución de Maduro ocu­rre con posterioridad al 10 de enero, será re­emplazado por su vi­cepresidente, Tareck El Aissami. Y he ahí la frustración de la oposi­tora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ya que su intención era rea­lizar el anhelado refe­réndum revocatorio an­tes del martes, para así forzar a una elección presidencial anticipada, la que no ocurrirá.

DENUNCIA “GOLPE”

Por otro lado, Madu­ro acusó a la oposición de intentar darle un golpe de Estado al declararlo en el Parlamento en “abando­no del cargo”, y le advir­tió que por ello debe asu­mir las consecuencias.

“Aténganse a las con­secuencias del llamado al golpe de Estado que la pandilla aprobó ayer (lu­nes) en la Asamblea Na­cional”, dijo el manda­tario al activar ayer un “comando antigolpe” in­tegrado por figuras que se autoproclaman chavistas radicales.

La decisión parla­mentaria fue demanda­da este martes por el ofi­cialismo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), acusado de servir al gobierno y que antici­pó que la Asamblea no está facultada para des­tituir al presidente.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 

#Tags Relacionados

,